Información Gral

Tres muertos y 47 heridos al estallar una panadería en París

Dos familias de turistas argentinos resultaron afectadas, pero solo con heridas leves. Daños impresionantes en una amplia zona de la ciudad.

Domingo 13 de Enero de 2019

Dos bomberos y una turista española murieron y otras 47 personas resultaron heridas en la explosión en una panadería en el centro de París, causada por una fuga de gas. Entre los 47 heridos hay integrantes de dos familias argentinas, que estaban en la panadería y se alojaban en un hotel cercano. Ninguno sufrió heridas graves y tres fueron dados de alta rápidamente. Aunque al principio había dudas sobre el origen del siniestro, luego las autoridades informaron que se trató de una fuga de gas.

El ministro del Interior Christophe Castaner dijo además que había 47 heridos, 10 de ellos graves. El mismo funcionario había informado que los fallecidos eran 4, pero luego la Policía rectificó la cifra oficial: mencionó 2, ambos bomberos. Luego se sumó la tercera víctima fatal: es una española, confirmó el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Castaner, quien fue al lugar, explicó que más de 200 bomberos y un centenar de policías se movilizaron por la explosión, a la que calificó de "muy espectacular". Castaner aclaró que la fuga de gas fue "accidental". Su afirmación fue confirmada por el fiscal de París, Remi Heitz. El ministro visitó la zona en compañía del primer ministro, Edouard Philippe. También acudió la alcaldesa de la capital Anne Hidalgo.

El fiscal Remy Heitz, dijo que la explosión fue causada por una fuga de gas accidental. Los bomberos de París fallecidos estaban en el lugar precisamente para investigar la fuga cuando sucedió la explosión, agregó. "La policía judicial ha comenzado a investigar, así como la policía científica", dijo a Associated Press. "Parece ser que el origen de la explosión fue accidental. Estamos iniciando la investigación y todo se hará para establecer el origen de la explosión lo más pronto posible".

Los argentinos afectados

Los argentinos que estaban en el lugar sufrieron heridas leves y recibieron atención inmediata por parte de los servicios de emergencia. Se trata de Mariano Szellner, que estaba junto a su hijo y un amigo, y de Carlos Martínez, Solange Aguiar y sus dos hijos, según informó el embajador argentino en París, Mariano Verón Guerra. "Fui al hospital y estuve con Mariano Szellner, su hijo y un amigo del hijo. Están todos bien. Les dieron de alta y fuimos a la municipalidad del distrito 9, donde están coordinando todo. De ahí los mandaron a un nuevo hotel, ya que el que estaban está cerrado hasta que lo revisen completamente", contó el diplomático. Pero agregó que señaló que Martínez, Aguiar y sus hijos "están con heridas leves en el hospital Ambroise. Hablé con ellos varias veces". Es decir, que estaban todavía internados pero con heridas leves.

El episodio ocurrió en la intersección de las calles Sainte-Cécile y Rue de Trévise, sobre las 9:10 hora local, y estuvo precedido de un incendio. Temblaron ventanas y cristales y una columna de humo se hizo visible desde muchos puntos de la ciudad. Bomberos y fuerzas de seguridad locales investigan la causa, aunque todo apunta a una fuga de gas.

Un radio de 500 metros en torno a la calle Trévise, donde se halla la panadería, fue acordonado por la policía, lo que ha obligado a cortar los Grandes Bulevares y otros puntos muy concurridos por los turistas. Cerca de la zona se encuentran, entre otros, el famoso Museo de Cera y el aún más famoso teatro Follies Bèrgeres. Vecinos y clientes de los numerosos hoteles del sector fueron evacuados por seguridad, lo que dejó a cientos de personas en la calle. Los helicópteros de la protección civil aterrizaron en plena plaza de la Opera, una de las más concurridas de la ciudad, para ayudar a evacuar a los heridos.

El inmueble siniestrado tiene en sus bajos un restaurante y la panadería donde se produjo la explosión. La violencia de la explosión calcinó y volcó varios vehículos en la calle, que presentaba un aspecto dantesco con numerosos comercios destruidos y varios edificios con todos sus vidrios rotos.Unos 270 bomberos fueron necesarios para apagar el incendio que amenazaba la seguridad de un par de inmuebles. Un centenar de policías bloquearon el barrio. Dos helicópteros aterrizaron en la vecina plaza de la pera para evacuar a las víctimas.

La explosión se dio mientras algunas calles de París se hallaban tomadas por las fuerzas de seguridad a causa de la novena jornada sabatina de protestas de los "chalecos amarillos", que horas más tarde degeneró como se temía en graves incidentes. El brutal evento dejará una nueva cicatriz en una ciudad que ha sufrido una serie de atentados terroristas islámicos desde 2015 que dejaron -hasta ahora- cientos de asesinatos.

escenario. El traslado de los heridos entre los tradicionales cafés y restaurantes parisinos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});