Información Gral

Tragedia en Río de Janeiro: mueren carbonizados chicos de las inferiores del club Flamengo

Fallecieron diez chicos. Era una alojamiento que estaba habilitado solo como estacionamiento.

Sábado 09 de Febrero de 2019

Un incendio costó la vida de 10 personas, entre ellas seis jóvenes jugadores alojados en el centro de entrenamiento del famoso club de Río de Janeiro Flamengo, causando la peor tragedia del equipo de fútbol más popular de Brasil. Tres futbolistas menores de edad sufrieron quemaduras, uno de ellos en estado muy grave. Todas las víctimas fatales de la tragedia ocurrida en el oeste Río de Janeiro, "murieron carbonizadas", informó Douglas Henaut, del cuerpo de Bomberos. Las autoridades municipales denunciaron que el lugar no estaba habilitado para funcionar como alojamiento y que está registrado como estacionamiento de vehículos. Sin embargo, las autoridades del Flamengo se refirieron al complejo como un orgullo del club y su "fábrica de craks".

El siniestro comenzó cerca de las 5 de la mañana, cuando la mayoría de las víctimas "seguramente" estaban durmiendo en un área de alojamiento del centro de entrenamiento "Ninho do Urubu", precisó Hanout. Los restos de algunas de las víctimas carbonizadas fueron trasladados al Instituto Médico Legal, donde el primer cuerpo reconocido fue el del arquero Cristian Esmerio, de 15 años. El joven había sido convocado por el DT Tite para entrenar en el combinado sub 15 que realizó prácticas en la Granja Comary, ubicada en la zona serrana de Río de Janeiro.

Esmerio era una de las grandes promesas del semillero flamenguista, resaltó el diario Estado de San Pablo, y estaba en la mira de algunos clubes del exterior, según el portal de noticias de la cadena Globo.

Un "nido" famoso y peligroso

El predio, conocido como "Ninho do Urubu", o sea, El Nido del Buitre, es según Flamengo uno de los más modernos de Brasil donde a veces realiza sus prácticas el seleccionado nacional y allí practicaron algunos equipos que participaron en los Juegos Olímpicos de 2016. Sin embargo ayer las autoridades municipales señalaron que no estaba debidamente habilitado para albergar a los jugadores y en cambio figura como "estacionamiento" en el registro catastral.

"Consternado el presidente de la República se solidariza con el dolor de los familiares en este momento de lucha", informó una nota de la oficina de prensa del primer mandatario Jair Bolsonaro. La tragedia del club con la "torcida" más populosa del país causó un impacto nacional inmediato y sacudió al mundo del fútbol. El hashtag #FuerzaFlamengo estuvo en el tope de los más visitados en Twitter.

El joven crack del Real Madrid Vinicius Junior, surgido de Flamengo, escribió en las redes sociales "Que noticia triste recemos, fuerza, fuerza, fuerza". "Que noticia triste este incendio en el centro de entrenamiento de las categorías inferiores de Flamengo, toda mi solidaridad a las familias de los jóvenes", posteó el ex crack y actual senador federal por Rio de Janeiro, Romario. "El Ninho do Urubú es nuestra gran fábrica de cracks, es un orgullo, es un centro modelo", declaró la ex presidenta de Flamengo, Patricia Amorim. En el "Ninho do Urubú" se alojan los jóvenes llegados de todo Brasil que aspiran triunfar el club que juega como local en el mítico estadio "Maracaná" la vidriera más codiciada del país.

No habilitado

El área donde se ubicó el alojamiento que se incendió, el Centro de Entrenamiento de Flamengo, fue descrita como "estacionamiento", por el Ayuntamiento de Río. "El área de alojamiento afectada por el incendio no está incluida en el último proyecto aprobado por el área de licencias (del municipio) el 5 de abril de 2018, tal como fue construido", dice una nota oficial. Es decir, en la práctica, el club no tenía permiso municipal para tener el alojamiento en ese predio. "En el proyecto archivado, el área se describe como un estacionamiento", agrega el Ayuntamiento.

La licencia vigente es válida hasta el próximo 8 de marzo, y según la municipalidad, "no hay registros de nuevas solicitudes de licencias para el área de uso como dormitorios. Por determinación de la legislación vigente, la coordinación de licencias informa que sólo hay inspección en este tipo de edificios en casos de denuncia", señala la nota.

Trece atletas de las categorías inferiores del Flamengo y tres empleados del club fueron escuchados por la Policía Civil de Río a lo largo del día en la investigación que determina la responsabilidad del incendio. El secretario de Defensa Civil de Río de Janeiro y comandante general del cuerpo de Bomberos, Roberto Robadey, había dicho que el lugar no tenía certificado de seguridad. Robadey llamó al lugar un "cobertizo", techado con láminas de metal. "No es exclusivo de este lugar. Sentimos que la gente no pueda planear correctamente. Hay todo un procedimiento", dijo en una entrevista.

dolor. Familiares de los menores se reúnen frente al lugar siniestrado. El club quedó muy comprometido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});