Información Gral

Suman seis los muertos por la bacteria streptococcus pyogenes

Las muertes de un niño de un año en Río Negro y de un hombre de 38 en Pergamino elevaron a seis el número de víctimas fatales.

Jueves 13 de Septiembre de 2018

Las muertes de un niño de un año en Río Negro y de un hombre de 38 en Pergamino elevaron a seis el número de víctimas fatales en nuestro país a causa de la infección causada por la bacteria streptococcus pyogenes.

Los dos casos se sumaron a los cuatro niños que fallecieron días anteriores: dos de la ciudad de Buenos Aires, uno en Rosario y el restante en Posadas (Misiones).

Embed

El bebé rionegrino murió en un sanatorio privado de General Roca el 3 de septiembre pero las autoridades sanitarias locales lo confirmaron recién ayer. El bebé "ya tenía una patología previa, estaba con neumonía y se sobreinfectó", informó María de las Mercedes Iberó, secretaria de relaciones del Ministerio de Salud de Río Negro.

Respecto del caso de Pergamino, la víctima era un productor de turismo, que presentó "neumonía con derrame pleural, que evolucionó en 48 horas a sepsis y falleció".

La Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación recomendó "fortalecer la vigilancia y el tratamiento precoz de las infecciones invasivas bacterianas", según un comunicado oficial distribuido en el día de ayer.

Embed

Sociedad de Pediatría

Por su parte, la Sociedad Argentina de Pediatría señaló que "el streptococcus pyogenes causa un amplio espectro de manifestaciones clínicas de enfermedad, desde cuadros leves, como faringitis, impétigo, escarlatina, hasta infecciones invasivas graves".

Explicó que "se definen como infecciones invasivas por Streptococcus pyogenes aquellas cuyo aislamiento del agente ocurre en sitios normalmente estériles (sangre, líquido cefalorraquídeo, líquido articular, entre otros), que provocan cuadros de bacteriemia, osteomielitis, celulitis, meningitis hasta la fascitis necrotizante y síndrome de shock tóxico estreptocócico, que presentan elevada morbimortalidad".

Agregó que "una mayor agresividad se ha asociado frecuentemente a la emergencia de cepas más virulentas relacionadas con los serotipos M1 y M3 y con la producción de exotoxinas pirogénicas, principalmente la SpeA, que pueden actuar como superantígenos".

Según la Sociedad, "el diagnóstico se hace por el aislamiento del agente en hemocultivos o cultivos de materiales normalmente estériles, y cuadro clínico compatible. Los niños sanos pueden ser afectados por este agente y el rango de edad va desde los primeros años y ocurren durante toda la etapa pediátrica. Los adultos también lo pueden padecer. Sin embargo hay factores de riesgo en niños que lo hacen más frecuente: padecer o haber tenido varicela recientemente, infecciones de piel, infección de herida quirúrgica e infecciones virales previas".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario