Información Gral

Se despertó después de 27 años en coma y llamó a su hijo, que estaba a su lado

Cuando tenía 4 cuando fue víctima junto a su madre de un accidente de tránsito. Ocurrió en 1991 y desde entonces Munira Abdulla, su madre, estuvo en coma.

Jueves 25 de Abril de 2019

"Por años soñé con este momento, la primera palabra que dijo fue mi nombre". Así contó Omar Webair, un hombre de Emiratos Arabes Unidos de 32 años que cuando tenía 4 cuando fue víctima junto a su madre de un accidente de tránsito. Ocurrió en 1991 y desde entonces Munira Abdulla, su madre, estuvo en coma.

   Pero 27 años después, en una recuperación casi milagrosa, la mujer despertó y lo primero que dijo fue el nombre de su hijo: Omar. En aquel accidente de tránsito, Munira Abdulla sufrió una lesión cerebral grave al chocar el auto en que viajaba con un autobús después de recoger a su hijo de la escuela. Omar Webair estaba sentado en la parte trasera del vehículo con ella, pero salió ileso porque su madre lo protegió con sus brazos justo antes del impacto.

   La mujer, que en ese entonces tenía 32 años, quedó gravemente herida. Tras años de tratamiento, el año pasado recuperó el conocimiento en un hospital alemán. "Nunca la abandoné porque siempre tuve la sensación de que algún día se despertaría", dijo Omar Webair al diario The National de Emiratos Arabes Unidos. "La razón por la que compartí su historia es para decirle a la gente que no pierda la esperanza en sus seres queridos. No los consideren muertos cuando están en ese estado", agregó. Sobre el accidente, contó que "mi madre estaba sentada conmigo en el asiento trasero. Cuando vio venir el choque, me abrazó para protegerme". El solo sufrió un hematoma en la cabeza, pero su madre no recibió asistencia durante horas.

   Munira Abdulla estuvo internada en la ciudad donde vivía, Al Ain, en Emiratos Arabes Unidos. Luego fue trasladada a Londres. Allí se declaró que estaba en un estado vegetativo, que no respondía, y regresó a Al Ain. Allí permaneció por algunos años, alimentada a través de un tubo. En 2017 el gobierno de Abu Dabi ofreció una subvención para que Abdulla fuera trasladada a Alemania. Aquí se sometió a una serie de cirugías y se le administraron medicamentos. Un día en la habitación hubo una discusión, cuenta Omar."Hubo un malentendido y ella sintió que yo estaba en riesgo, lo que le causó una conmoción". "Tres días después, me desperté con la voz de alguien que gritaba mi nombre", recordó. "¡Era ella! Ella llamaba mi nombre. Yo saltaba de alegría. Durante años soñé con este momento, la primera palabra que dijo fue mi nombre". Ahora puede sentir dolor y tener algunas conversaciones y regresó a Abu Dhabi Un informe del mes pasado del hospital Mafraq, donde se encuentra internada, dice que la mujer "actualmente puede comunicarse de una manera muy razonable, especialmente en situaciones familiares".


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario