Información Gral

Se autoriza la venta del misoprostol en farmacias del país, bajo receta

Es la droga que produce la interrupción voluntaria del embarazo y que hasta hoy solo se distribuye en hospitales. Estará disponible a fin de año.

Miércoles 31 de Octubre de 2018

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (Anmat) autorizó la venta en farmacias, bajo receta archivada, de la droga misoprostol, que por primera vez se podrá adquirir para la interrupción del embarazo en los casos que contempla la ley. Lo hizo a través de la disposición 946/2018.

El misoprostol es una droga para producir la interrupción del embarazo, sin intervención quirúrgica, de forma domiciliaria. Se venderá en Argentina bajo el nombre comercial de Misop 200, del Laboratorio Domínguez. Estará disponible en cajas de 12 pastillas, que es la cantidad que se recomienda para un aborto seguro. Los comprimidos están específicamente ranurados para ingresarlos por la vagina.

Al igual que otras prostaglandinas, el misoprostol produce maduración cervical, dilatación y reblandecimiento del cuello uterino, disminuyendo la cantidad de fibra de colágeno y permitiendo que se intercale entre ellas una mayor cantidad de agua. Además, y de forma consecutiva, aumenta la frecuencia y la intensidad de las contracciones del músculo liso uterino, de forma que las fibras se orientan en el sentido de la tensión ejercida sobre ellas, facilitando así la expulsión del contenido del útero.

La seguridad del Misop 200 fue ratificada por Naciones Unidas. Además, es una de las drogas que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), junto con la mifepristona, para los abortos seguros.

Los ginecólogos la podrán recetar a sus pacientes en el consultorio. En la receta, deberá exponer los motivos por los cuales el paciente debe recurrir a esa medicación. La mujer la podrá comprar, directamente, en la farmacia. El laboratorio que fabrica el medicamento prevé que "estará disponible en los comercios antes de fin de año".

¿En qué casos?

La mujer deberá estar bajo alguna de las circunstancias que prevé la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), que son las siguientes:

* Si el embarazo representa un peligro para la vida de la mujer y este peligro no puede ser evitado por otros medios.

* Si el embarazo representa un peligro para la salud de la mujer (entendida la salud como el bienestar físico, mental-emocional y social).

* Si el embarazo proviene de una violación.

Todavía no está definido el valor que tendrá el Misop 200 en las farmacias. Pero se estima que será menor al Oxaprost (misoprostol combinado con diclofenac), que hoy oscila los $4.500.

La droga se distribuye hoy únicamente en hospitales.

"Este medicamento se aprobó para fines ginecológicos, si bien desde el ámbito de la salud lo vemos como algo lógico, es un instrumento terapéutico para el aborto farmacológico, ya que hoy se realiza a través de una pastilla vía oral y otra intravaginal sin necesidad de un proceso de internación, sino meramente un procedimiento farmacéutico", describió Marcelo Peretta, doctor en Farmacia y Bioquímica y secretario general del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos.

Ya el 2 de julio pasado, a pocos días de que la Cámara de Diputados diera media sanción al proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, el organismo había permitido al laboratorio Domínguez que produjera el medicamento con envases de cuatro, ocho, 20, 48 y 100 comprimidos, aunque la venta estaba restringida a centros de salud y hospitales.

Algunos diputados presentaron proyectos en el Congreso Nacional para que se garantice la producción nacional de las pastillas.

Uno de ellos fue Daniel Filmus, del FPV-PJ, quien explicó que la iniciativa se propone "garantiza el derecho al acceso equitativo a los medicamentos y la soberanía en materia de salud", en tanto prevé que sean los laboratorios de la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos los que produzcan misoprostol y mifepristona.

También establece que la Secretaría de Salud incluya ambos medicamentos en el Programa Médico Obligatorio (PMO).

El Laboratorio Industrial Farmacéutico de la provincia de Santa Fe (LIF) trabaja desde 2013 en la fabricación de misoprostol y estará en condiciones de abastecer al sistema público de salud de todo el país, una vez que terminen las pruebas de estabilidad sobre el primer lote de 100.000 comprimidos de uso obstétrico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});