Información Gral

Salta tendrá uno de los telescopios más potentes de América

Será destinado para el estudio del universo, los agujeros negros y la formación de galaxias y estrellas.

Sábado 20 de Enero de 2018

Comenzaron a arribar a la Puna argentina las distintas partes de un telescopio que una vez instalado será uno de los más potentes de Latinoamérica para observaciones astronómicas y el estudio de la evolución del universo, los agujeros negros y la formación de galaxias y estrellas.

En siete carretones que ocupan toda la calzada de la ruta las partes viajaron ayer hacia la zona de la localidad de Susques (3.896 metros sobre el nivel del mar, en la provincia de Jujuy) para, una vez que el tiempo y el estado de las piezas lo permitan, pueda instalarse en Abra Alto Chorrillos a 4.475 metros, en la Quebrada del Toro de Salta, a pocos kilómetros de San Antonio de los Cobres.

El telescopio que forma parte del proyecto Llama (Large Latin American Milimiter Array), sin precedentes en el país, que consiste en la creación de un centro de excelencia de investigación radioastronómica a nivel mundial. Será uno de los planes científico tecnológicos más importante del Mercosur. Para la secretaria de Ciencia y Tecnología de Salta, María Soledad Vicente, "abre el camino para futuros proyectos de astronomía y posiciona a San Antonio de los Cobres, a la zona de Los Andes en general, como un parque astronómico" mundial.

Vicente destacó que el impacto en la zona se notará, con la apertura de una "serie de actividades conectadas" que dará impulso al turismo científico cuya "base de operaciones que se situará en San Antonio de los Cobres".

La carga llegará a destino después del 20 de enero, cuando comiencen a ensamblarse las partes.

La antena parabólica de más de 12 metros de diámetro será montada en un edificio de 20 metros de diámetro. Llegó desarmada desde Europa, tiene un peso total de 90 toneladas y era trasladada en varios camiones por sus dimensiones. El plato de la antena mide 6,5 metros de ancho.

El armado en Alto Chorrillos estará a cargo de un equipo técnico del Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR) al que se sumará mano de obra local y personal de la empresa alemana Vertex, que la construyó en su planta tecnológica de Duisburg.

Las partes del telescopio provienen de varios centros de investigación europeos, principalmente Holanda, Alemania e Italia y tiene un costo de 10 millones de dólares. El trayecto hasta Chorrillo se hace vía Jujuy debido al tipo de carga, pasando por la Quebrada de Humahuaca, Purmamarca, Abra del Lipán, Salinas Grandes y, de ahí, a Susques en donde mañana se reunirán con el segundo convoy que viaja desde Zárate, provincia de Buenos Aires, en 12 contenedores.

El vicepresidente de la Fundación Capacitar del NOA, Abel Fernández Castro, manifestó que "es un momento histórico".

Una vez en funcionamiento, el telescopio tendrá un alto impacto en la transferencia de tecnología.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario