Información Gral

Retiran 128 lotes de alimentos congelados por posible contaminación

Lo ordenó la Anmat por la infección con la bacteria de la listeriosis en una planta de Hungría.

Domingo 05 de Agosto de 2018

La Anmat, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica, inició el "retiro preventivo del mercado" de varios productos congelados a base de maíz y otros vegetales. Según informó el organismo, se trata de varias marcas provenientes de la planta húngara Greenyard Frozen, de Hungría. La decisión obedece a que el Sistema Europeo de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos (RASFF) reportó que "productos procesados en ese establecimiento entre el 13 de agosto de 2016 y el 20 de junio de 2018, están involucrados en un brote de listeriosis", enfermedad infecciosa que ya provocó al menos nueve muertes en Europa.

El peligro se detectó en 128 lotes de productos congelados de 12 marcas que fueron elaborados con más de 520 mil kilos de granos de maíz importados desde diciembre pasado de la planta de Hungría de la empresa Greenyard Frozen Hungary. Esa materia prima está asociada con el brote de listeriosis en cinco países de Europa. La bacteria responsable de esta enfermedad de transmisión alimentaria, la "Listeria monocytogenes", provoca síntomas como fiebre, diarrea, decaimiento, dolores y rigidez muscular (ver aparte).

La infección afecta más gravemente a las embarazadas, los recién nacidos, los ancianos y las personas con el sistema inmunológico debilitado.

Pese al alerta de Anmat, en Argentina hasta ayer aún no se había advertido a la población que evite consumir choclo, arvejas, ensalada primavera, relleno para tarta de verduras, sopa y wok de pollo y vegetales supercongelados en los que cuatro empresas utilizaron esos granos de maíz importados. Se trata de 128 lotes que Nutrifrost, Compañía Industrial Frutihortícola y Frío Polar elaboraron para las marcas locales Cifsa, Arganic, Aro, Día, Erin, Jumbo, La Anónima, Molto, Nelo, Maglia, Carrefour y Great Value, según detalla el diario La Nación. El Instituto Nacional de Alimentos (Inal) de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) solicitó a las empresas "el retiro inmediato y preventivo" de esos productos del mercado. Se lo considera un retiro prioritario, de "Clase I", porque el consumo de esos alimentos puede tener consecuencias graves para la salud.

Hace poco más de un mes que el Sistema Europeo de Alerta Rápida para Alimentos está trabajando con la Organización Mundial de la Salud, a través de la Red Internacional de Autoridades en materia de Inocuidad de los Alimentos (Infosan, por su sigla en inglés), para advertir a los países que retiren del mercado productos vegetales congelados que se producen desde agosto de 2016 en la planta de Hungría y se importaron a más de 100 países, como la Argentina. Según confirmó el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), ingresaron al país 527.400 kilos de granos de maíz procedentes del establecimiento de Hungría asociado con el brote europeo de listeriosis. La importación se realizó entre diciembre del año pasado y junio de este año.

"Dada la vida prolongada de estos productos congelados (algunos con fecha de vencimiento hasta mediados de 2020) y el período de incubación también prolongado de la listeriosis (entre una y tres semanas y hasta 70 días), el riesgo para los consumidores se mantendrá durante algún tiempo y podrían detectarse más casos en los próximos días o semanas", según informó Infosan. Para esta red internacional, el actual brote "debería servir para que los consumidores recuerden cocinar o calentar adecuadamente los vegetales crudos congelados" antes de ingerirlos.

También en Uruguay

La División Salud de la Intendencia de Montevideo (IMM) alertó a la población sobre la presencia en el mercado de alimentos congelados asociados al brote de listeriosis en Europa. Se trata de lotes de maíz dulce congelado (Sweet Corn y Sweet Corn Kernels), mix de vegetales congelados (Mixed vegetables 4 y Mexican Mixed Vegetables), ensalada rusa (Insalata Russa), chauchas (Beans Cut) y arvejas (Peas) de la marca Pinguin, informó la IMM en un comunicado.

Según el sitio web Food Safety, la listeria es una bacteria que se encuentra en el suelo y el agua y en algunos animales, incluyendo las aves de corral y el ganado. Puede estar presente en la leche cruda y los alimentos elaborados con leche cruda. Y también, como ha ocurido en este brote, puede vivir en las plantas de procesamiento de alimentos y contaminar una gran variedad de carnes procesadas. La listeria es diferente de muchos otros gérmenes, puesto que puede crecer incluso en la temperatura fría de las heladeras e incluso a la congelación en freezers. Sin embargo, la bacteria de la listeria se elimina por completo mediante cocción y pasteurización.

De acuerdo con los Centros de Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, el consumo de alimentos contaminados con listeria puede inducir el parto prematuro o aborto espontáneo.

Las embarazadas son 20 veces más propensas a contraer listeriosis que cualquier otro adulto sano. En las embarazadas, generalmente es una enfermedad leve parecida a la influenza. En el niño, la listeriosis puede causar aborto espontáneo, parto de niño muerto o problemas de salud

La infección por listeria es puede ser muy grave en personas con sistemas inmunitarios afectados y ancianos, además del ya citado caso de las embarazadas. La infección por listeria se contrae, con mayor frecuencia, al comer fiambres procesados incorrectamente y productos lácteos sin pasteurizar, aunque el caso actual se deba a vegetales congelados.

Es poco frecuente que las personas sanas contraigan listeriosis, pero la enfermedad puede ser mortal para el feto y el recién nacido. El tratamiento rápido con antibióticos puede ayudar a controlar la infección. La listeria produce fiebre, dolor muscular, náuseas y diarrea. Estos síntomas pueden comenzar unos días después de comer alimentos contaminados, pero pueden pasar hasta 30 días o más antes de que aparezcan. Si la infección se extiende al sistema nervioso, surgen rigidez del cuello, confusión o cambios en el nivel de alerta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario