Información Gral

Rescataron a comitiva presidencial a 3.675 metros de altura en Catamarca

Los funcionarios iban en un helicóptero de la Fuerza Aérea que debió aterrizar de emergencia. Pasaron la noche entre nevadas y fuertes vientos.

Domingo 03 de Junio de 2018

Siete miembros de la comitiva del presidente Mauricio Macri fueron rescatados de un cerro de Catamarca tras pasar casi 20 horas en medio de nevadas, fuertes vientos y temperaturas bajo cero como consecuencia de un aterrizaje de emergencia en helicóptero, mientras que el resto de los funcionarios realizaba hasta anoche el descenso a pie.

Entre los miembros de la comitiva presidencial rescatados luego del aterrizaje forzoso que debió hacer el último viernes el helicóptero de la Fuerza Aérea que los trasladaba en una zona montañosa del departamento de Andalgalá, se encontraba el vocero presidencial, Iván Pavlovsky.

Anoche, el presidente Mauricio Macri agradeció y resaltó "el profesionalismo" de los rescatistas y de los pilotos del helicóptero.

En su cuenta de Facebook, Macri publicó un mensaje: "Ahora que están a salvo, quiero agradecer a todas las personas que participaron de su rescate, a los pilotos por su profesionalismo para manejar esta situación y a toda la comitiva presidencial", manifestó Macri.

El oficial del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Santa María Ernesto Soria, señaló que los restantes seis funcionarios que viajaban en la aeronave iniciaron el descenso a pie y remarcó que se esperaba que lo pudieran cumplir a tiempo antes de que avance la noche.

Los bomberos voluntarios, los uniformados y los baqueanos arribaron cerca del mediodía a la zona de los cerros del Aconquija ubicada a 3.675 metros de altura, luego de alrededor de 12 horas de ascenso a pie bajo fuertes vientos y nevadas.

Los rescatistas llevaron agua, alimentos y abrigo para el piloto y los pasajeros que pasaron la noche en la zona de El Espinillo, en el departamento de Andalgalá.

La aeronave, un modelo Mi-171E perteneciente a la Fuerza Aérea, había salido desde Salta y tenía como destino la ciudad de Santiago del Estero, pero durante el vuelo sufrió el congelamiento de las aspas y la hélice, por lo que debió realizar un aterrizaje forzoso en una zona de difícil acceso, a 3.762 metros de altura en El Espinillo, en el departamento de Andalgalá.

A bordo viajaban 13 funcionarios nacionales, entre los que, además de Pavlovsky, se destacaba el jefe de la custodia presidencial, Alejandro Cecati; el asistente Mariano Lomolino; y uno de los encargados de las redes sociales de Macri, Isidro Escalante.

Tras conocerse la noticia, tres patrullas de rescate, pertenecientes al destacamento de Andalgalá de la Gendarmería, de Protección Civil y de Bomberos, comenzaron las tareas para socorrerlos.

A través de un comunicado, la Casa Rosada explicó que durante la tarde del viernes "el piloto del helicóptero hizo dos intentos de aterrizaje en Río Hondo y uno en Tucumán, pero no pudo lograrlo por el peligro de engelamiento de las piezas vitales del aparato".

"Ante esa situación y tomando en cuenta la posibilidad de quedarse sin el combustible necesario para cualquier maniobra, el piloto buscó una zona despejada para aterrizar que encontró en una zona de montaña, a casi 3500 metros sobre el nivel del mar, en Catamarca, muy cerca del límite con Tucumán", agregó el texto difundido.

Curiosamente, el rescate se lleva a cabo en coincidencia con la celebración del Día Nacional del Bombero Voluntario, ante lo cual los rescatistas entonaron algunas estrofas del himno del bombero durante el ascenso: "Con la frente bien en alto/ y dispuestos a luchar/ hoy llevamos como emblema/ el deseo de ayudar/ A la lucha todos juntos/ al llamado del deber/ defendemos nuestro lema/ sacrificio, valor y abnegación".

Engelamiento

La Agencia Europea de Seguridad Aérea habla de tres tipos de engelamiento (formación de hielo) en aeronaves con motores de pistón alimentados por carburador que operan a algo más de 3.000 metros.

El tipo de formación de hielo más común es el que ocurre en el carburador, "el primero en aparecer y el más grave", que se produce cuando la presión se reduce, a medida que el combustible pasa a través del carburador.Si la bajada de la temperatura enfría el aire por debajo del punto de rocío, el agua se condensa. Si la temperatura de la mezcla cae por debajo del punto de congelación, el agua condensada formará hielo en las paredes del carburador. Entonces el hielo modifica las proporciones de la mezcla combustible-aire y provoca una pérdida progresiva y lenta de potencia.

El agua en suspensión que contiene el combustible puede congelarse en las tuberías de admisión, especialmente en los codos.

En condiciones de nieve, aguanieve o "nubes engelantes", el hielo puede formarse y acumularse en las tomas de aire, en los filtros, en las válvulas del aire alternativo, etc. También puede formarse en condiciones de lluvia si la temperatura de la lluvia o de la aeronave se encuentra por debajo de cero grado.

El hielo por impacto puede afectar tanto a los sistemas de inyección de combustible como a los carburadores y, en motores turboalimentados, "es el que supone un riesgo más importante".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario