Información Gral

Procesan a cinco prefectos por la muerte de un mapuche

El militante Rafael Nahuel formaba parte de un grupo armado que se enfrentó a los efectivos durante el desalojo de un predio ocupado.

Viernes 11 de Enero de 2019

El juez federal Leónidas Moldes, de Bariloche, procesó a cinco prefectos del Grupo Albatros y a dos mapuches, involucrados en el enfrentamiento armado ocurrido en noviembre de 2017 en Villa Mascardi, durante el cual murió el joven mapuche Rafael Nahuel. Este recibió un disparo de 9 mm en un homóplato cuando el grupo de prefectos entró al predio que ocupaban por la fuerza. En esas circunstancias se dio un intercambio de fuego. Con el fallo, el caso se elevó el caso a juicio oral y se dio por cerrada la instrucción.

Si bien el magistrado no individualizó al autor del disparo que terminó con la vida de Nahuel, concluyó que el grupo de mapuches primero apedreó a los efectivos y luego les disparó, al menos con dos armas: una calibre 22 y otra de calibre sin determinar. Minutos después del enfrentamiento armado, la Justicia secuestró los celulares de los Albatros. De los registros de audio surgen las circunstancias del intercambio de disparos que tuvo en cuenta la Justicia para acreditar el uso de armas de fuego por los mapuches. Esta acusación está además respaldada por el hallazgo de pólvora en las manos de tres mapuches, incluidas las de Rafael Nahuel.

Los efectivos fueron procesados sin prisión preventiva, en tanto que el juez procesó con prisión preventiva a los mapuches Fausto Jones Huala y Lautaro González. A los dos, Horacio Jones Huala —hermano de Facundo, condenado en Chile— los acusa de coautores penalmente responsables de los delitos de usurpación y atentado contra la autoridad, agravado por haberse cometido a mano armada.

Además ordenó el procesamiento sin prisión preventiva de cinco prefectos: Francisco Javier Pintos, Juan Ramón Obregón, Sergio Damián García, Sergio Guillermo Cavia y Carlos Valentín Sosa, como "coautores penalmente responsables del delito de homicidio agravado por su comisión con violencia contra las personas mediante la utilización de armas de fuego, cometido con exceso en la legítima defensa".

El magistrado expresó que los prefectos "utilizaron el armamento provisto por esa institución, como consecuencia de lo cual se produjo la muerte de Rafael Domingo Nahuel Salvo, quién fue impactado por una munición emergente de un arma de fuego que le ocasionó su deceso".

En otra parte del fallo consigna respecto a los dos mapuches que, "algunos de los integrantes del grupo que atacó a los funcionarios tendrían residuos de disparo en sus manos y sus prendas". Destacó que la agresión a los funcionarios de Prefectura "ya se había verificado desde el momento mismo en que se les arrojaron piedras y lanzas. La eventual existencia y utilización de armas de fuego, que según algunas pericias habrían estado en manos del grupo atacante, pero que no fueron secuestradas en el sumario, sólo hablaría de un recrudecimiento y agravamiento del ataque".Dice luego el juez que la cuestión radica "en determinar si la utilización que los efectivos realizaron (en esas particulares circunstancias) del armamento letal con el que contaban, resultó racional en los términos de la norma penal. Y es aquí donde me inclino por afirmar que los funcionarios pudieron haber rebasado el límite de la necesidad". La muerte de Rafael Nahuel ocurrió el sábado 25 de noviembre de 2017 en un predio del Estado nacional que había sido ocupado por la comunidad mapuche en Villa Mascardi.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});