Terremoto en México

Por qué México sufre tantos sismos y tan fuertes

La respuesta recae en su ubicación geográfica, el Anillo de Fuego, una herradura en la que tiene lugar el 90 por ciento de todos los terremotos del mundo

Miércoles 20 de Septiembre de 2017

¿Por qué México es tan proclive a sufrir tantos movimientos telúricos y de semejante magnitud?

La respuesta recae en su ubicación geográfica. El país se encuentra en un área en forma de herradura con alta actividad sísmica que se conoce como el Cinturón de Fuego del Pacífico, que une a América con Asia.

"En el Cinturón de Fuego del Pacífico tienen lugar el 90 por ciento de todos los sismos del mundo y el 80 por ciento de los terremotos más grandes", explicó a la BBC Mundo el director del área de sismología del Instituto Geofísico del Perú (IGP), Hernado Taveras.

Además de México, esta región —también conocida como Cinturón Circumpacífico o Anillo de Fuego— incluye a Japón, Ecuador, Chile, Estados Unidos, Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala, y parte de Canadá, por un lado del océano. A la altura de las Islas Aleutianas, en el norte del océano Pacífico, entre Alaska y la península de Kamchatka, se encuentra la curva superior de la herradura, que dobla después para incluir a la costa y las islas de Rusia, Taiwán, Filipinas, Indonesia, Papúa Nueva Guinea y Nueva Zelanda, por el otro.

El lecho del océano Pacífico reposa sobre varias placas tectónicas y "el hecho de que la actividad sísmica sea intensa en el Anillo de Fuego se debe a la convergencia de éstas y su fricción, lo que hace que se acumule tensión a liberar", señaló Taveras.

En el Cinturón de Fuego del Pacífico se encuentran también más del 75 por ciento de los volcanes activos e inactivos del mundo; 452 cráteres.

El sismo tuvo su epicentro 137 kilómetros al suroeste de Tonalá, Chiapas.

Según explica el reporte del Servicio Sismológico Nacional de México, Chiapas es uno de los estados del país más proclives a los sismos.

"El origen de esta sismicidad se debe al contacto convergente entre dos importantes placas tectónicas: la placa de Cocos y la placa del Caribe".

"La interacción entre estas dos placas tiene lugar en la costa del Pacífico, frente a dicho estado".

Este estado ya ha sufrido tres temblores de más de 7 de magnitud desde 1970, incluido uno en noviembre de 2012, de una magnitud de 7,3.

Distinta magnitud

La potencia de un terremoto se mide con sismógrafos. Los aparatos marcan la fuerza de los movimientos telúricos, la llamada magnitud.

A nivel mundial se producen anualmente unos 100.000 temblores de magnitud 3. Unos 1.600 tienen magnitud 5 o 6.

Un terremoto mayor tiene una magnitud 8 y se produce alguno aproximadamente una vez al año.

El terremoto más fuerte medido en la tierra tuvo magnitud 9,5 y se produjo en Chile en 1960. Según la consistencia del suelo y la forma de construcción de la región, los temblores tienen efectos diversos. Generalmente vale lo siguiente:

- Magnitud 1-2: Temblor suave, sólo medible con instrumentos. Magnitud 3: Sólo se siente cerca del epicentro. Magnitud 4-5: Se siente unos 30 kilómetros alrededor del centro, deja daños leves. Magnitud 6: En regiones densamente pobladas, deja muertos y daños graves. Magnitud 7: En muchas regiones, se desmoronan viviendas y se producen muchos muertos. Magnitud 8: Provoca devastación cientos de kilómetros alrededor, con muchos muertos.

La intensidad del temblor no aumenta de manera uniforme hacia arriba. Con cada punto de magnitud, la energía del temblor más bien se multiplica por 30. Un sismo de magnitud 6 libera 1.000 veces más energía que uno de magnitud 4.

Antes la magnitud de los terremotos se medía con la llamada escala de Richter. El geofísico estadounidense Charles Francis Richter elaboró la escala en 1935 especialmente para California, donde a lo largo de la falla de San Andrés se producen temblores frecuentemente.

La clásica escala de Richter, sin embargo, no se considera del todo exacta en el caso de grandes terremotos. Los expertos utilizan por eso hoy en día escalas más modernas.

Fecha trágica

Por la mañana, horas antes del terremoto, oficinas públicas, escuelas y hospitales habían sido evacuados en México en un gran simulacro, al cumplirse el aniversario del sismo del 19 de septiembre de 1985 que dejó de 6.000 a 10.000 muertos. El sonido de la alerta sísmica sonó a través de los altoparlantes en Ciudad de México para anunciar un inminente terremoto como parte del ejercicio. El simulacro comenzó a las 11. Horas antes el presidente Enrique Peña Nieto había izado solemnemente la bandera en la Plaza del Zócalo en recuerdo a las víctimas de 1985.


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario