Información Gral

"Nunca tenés un día triste"

"Tenía diez hermanos y yo era el cuarto, pero quedamos dos, con mi hermana Carmen, que tiene 88 años", recuerda Rafael Diciembre, que hace un año perdió a su esposa, María Rosa, cuando tenía 87.

Jueves 10 de Mayo de 2018

"Tenía diez hermanos y yo era el cuarto, pero quedamos dos, con mi hermana Carmen, que tiene 88 años", recuerda Rafael Diciembre, que hace un año perdió a su esposa, María Rosa, cuando tenía 87.

"Trabajé hasta los 57 años en el trole, cuando me jubilé en el '79, en épocas en que nos jubilábamos a los 55", rememora Rafael, que vive junto a su hija Susana y su yerno Doménico, y acompañado por su nieta Yanina y sus bisnietos Agustina y Joaquín.

-¿Cómo hizo para vivir 95 años?

-No sé, fui siempre un tipo tranquilo, nunca me hice problema por nada, así fueron pasando los años sin darme cuenta. Cuando era pibe trabajaba en el campo con los caballos. Tuve un matrimonio bueno. Los sábados y domingos a la mañana voy a jugar al chinchón y al truco al Club Amistad y Juventud, de Zuviría y Ecuador, donde hasta me pusieron una placa. Ahora ando con un andador porque me duelen un poco las piernas, pero (Jorge) Barragán, que es mi médico de cabecera, me dice que estoy bien por mi edad. Yo lo conocí al padre de Barragán, que también era médico, y al tío, que tenía una pescadería en la calle San Juan.

-¿Cuál es el secreto para llegar así?

- "Vos nunca tenés un día triste", me dicen. ¡No! ¿Qué triste? Toda mi vida fui así: siempre alegre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario