Información Gral

"Narcosubmarino" capturado con siete toneladas de cocaína en el Pacífico

La Guardia Costera de EEUU evidenció un tipo de transporte más común de lo que se cree. Son casi indetectables. Esta nave había partido de Colombia

Sábado 13 de Julio de 2019

La Guardia Costera de EEUU ha interceptado un "narco-submarino" que transportaba más de siete toneladas de cocaína. El episodio ocurrió el pasado 18 de junio, en el océano Pacífico. La nave ilegal había partido de la costa de Colombia. Los submarinos de construcción artesanal son un recurso bastante usual para llevar cocaína hacia Estados Unidos desde Colombia, pero hacía varios años que no se lograba una captura de esta importancia.

En el video, de apenas un minuto, se escucha a un miembro de la Guardia gritar al submarino, exigiendo que se detenga. Mientras persiguen a la nave con dos lanchas neumáticas a alta velocidad, los comandos especializados se aproximan al tiempo que gritan a los tripulantes. Cuando una de las lanchas logra ponerse a la par, y ese al oleaje, dos militares saltan sobre el submarino. Uno de los hombres golpea la torreta y obliga a los tripulantes a abrirla. Así la guardia logró abordar el sumergible y forzar a los contrabandistas a que se rindieran.

Al tiempo que daba a publicidad el video, la Guardia Costera de EEUU ha destacado de que tiene la tarea de patrullar el área del Pacífico Oriental "con el equivalente a solo dos coches de policía", lo que hace que solo logre capturar el 11 por ciento de los "narco-submarinos", según informó la CNN. La Guardia Costera, equivalente a la Prefectura Naval, se queja de que su flota de patrulleras es de una gran antiguedad y esas naves no están en condiciones de afrontar el desafío de los "narcosubmarinos".

El 70 por ciento de la flota de la Guardia Costera tiene más de 50 años, por lo que los barcos son lentos y requieren mucho mantenimiento. "No son lo suficientemente efectivos para enfrentar esta nueva amenaza", comentó el comandante Stephen Brickey.

Estas embarcaciones se construyen a menudo en la jungla para tratar de evitar así su detección. Pero incluso si la Guardia Costera logra detectar el aparato, tiene que actuar rápidamente. Todos ellos se construyen con la capacidad de hundirse y destruir las pruebas en cuestión de minutos. A una velocidad considerable tratándose del mar, lanchas rápidas de la Guardia Costera asistidas por un buque mayor persiguieron al semi sumergible, parecido a un clásico submarino de guerra pero mucho más pequeño.

Entre gritos de los efectivos de la Guardia Costera para que la nave narco se detuviera, las lanchas norteamericanas logran ponerse a la par del sumergible. Es ahí cuando entre uno y dos efectivos, vestidos con ropas de fuerzas especiales, saltan al submarino, lo abordan, golpea la escotilla de entrada y la terminan abriendo. De agujero sale un hombre con los brazos en alto, cuya cara está pixelada en las imágenes.

El barco de la Guardia Costera que dirigió la operación es el Munro. El operativo se dio en aguas internacionales en el Pacífico oriental. Las imágenes, según la cadena ABC, fueron tomadas el 18 de junio. La cadena CBS también informó sobre el episodio.

En el video se escuchan los gritos en castellano de la tripulación norteamericana, que tras identificarse, ordenan: "¡Alto su barco ahora! ¡Alto su barco ya!". En medio del operativo, uno de los tripulantes norteamericanos admite que "va a ser difícil subirse (al submarino) que avanza a toda velocidad".

Uno de los dos botes de la Guardia Costera que se ve en el video logra acercase al sumergible. Es ahí cuando dos miembros de la tripulación saltan sobre él. Uno de los miembros de la tripulación se dirige hacia la escotilla, golpeando hasta que un individuo no identificado la abre.

Una aeronave de patrulla marítima vio por primera vez el sumergible y comunicó su ubicación al Munro, dijo el teniente comandante Stephen Brickey a ABC News. El barco de la Guardia Costera envió un helicóptero más allá de la línea de visión del sumergible y dirigió a los dos barcos más pequeños a su ubicación.

"Es realmente difícil de detectar, por lo que la aeronave que está ahí afuera buscando hace un trabajo maravilloso", dijo a ABC News el capitán Jim Estramante, comandante del Munro. "El nuestro hizo un trabajo maravilloso al ubicarlo." El sumergible de 45 pies (unos 14 metros) de largo viajaba a unas 10 millas por hora "a cientos de millas de la frontera ecuatoriana-colombiana", dijo Brickey.

El equipo que abordó el sumergible se especializa en abordaje de alto riesgo y estaba armado con visión nocturna para ver dentro de la escotilla del sumergible. Cinco personas estaban a bordo del barco, y la Guardia Costera incautó alrededor de 17.000 libras de cocaína (7 toneladas) por un valor estimado de US$232 millones, dijo el portavoz.

Semisumergibles

La costa occidental de Colombia tiene muchos ríos que cruzan la selva y desembocan al Océano Pacífico, facilitando la construcción de astilleros clandestinos, difíciles de descubrir. En el año 2000, la policía descubrió un submarino todavía en proceso de construcción. Hubiera medido 32 metros y con capacidad de sumergirse a 100 metros. Este atributo no es habitual en muchos "narcosubmarinos" que sólo pueden navegar apenas sumergidos, dado que tienen motor de combustión. La tecnología aplicada ha evolucionado, produciendo navíos más seguros y veloces. Cuentan con estructura y cubierta de fibra de vidrio y un motor diesel. Son capaces de transportar unas 10 toneladas de cocaína a 3,200 kilómetros. Debido a que son de fibra de vidrio y que se desplazan apenas por debajo de la superficie, es muy difícil detectarlos por medio visual o radar. Algunos cuentan con pintura que bloquea la luz infrarroja.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario