Información Gral

Murió en Santa Fe la maratonista Marlén Gieco luego de 20 días de agonía

El 22 de abril corrió una prueba por una zona de pantanos y monte. No llegó a la meta. La hallaron inconsciente y convulsionando.

Domingo 13 de Mayo de 2018

Falleció ayer en la ciudad de Santa Fe Marlén Gieco, la maratonista entrerriana que se encontraba internada en estado grave desde el pasado domingo 22 de abril. Ese día, la mujer de 38 años había participado en una exigente carrera de tipo todo terreno, por zonas de pantanos y montes. Fue hallada en coma, inconsciente y muy deshidratada. Desde el inicio su condición fue muy difícil, con un fallo renal pronunciado y signos de haber sido mordida por una serpiente. Ayer, luego de 20 días de internación, Gieco falleció. La atleta entrerriana era una conocida participante de este tipo de competencias todo terreno.

   Gieco había participado el 22 de abril de la "Mosquito Trail Eco Aventura 2018", una carrera de aventura que se disputó en la zona de Monte Vera. Gieco era oriunda de Diamante, Entre Ríos, pero hacía 13 años vivía en Santa Fe. Según Uno Santa Fe, "le gustaba el deporte y la adrenalina: era maratonista y se entrenaba para participar de competencias de atletismo tradicionales y extremas de aventura". El pasado domingo 22 de abril viajó a Monte Vera para correr por segunda vez la "Mosquito Trail", una carrera de obstáculos naturales que recorre terrenos inhóspitos, demandando una gran preparación física. Marlén estaba lista, ya conocía el trayecto y estaba acostumbrada a este tipo de competencias. Pero nunca llegó a la meta, y fue hallada fuera de los senderos marcados para la competencia, luego de una intensa búsqueda por 10 kilómetros de monte nativo, casi cuatro horas después del horario previsto para la llegada. La encontraron en posición fetal y convulsionando. Nunca recuperó la conciencia, de modo que no pudo saberse qué le había ocurrido.

   La mujer fue derivada al Hospital Cullen donde ese día, por la madrugada, sufrió una arritmia pero logró ser estabilizada. El director del hospital, Juan Pablo Poletti, señaló entonces que el estado de la paciente era "crítico y con pronóstico reservado". Estaba en coma inducido, con asistencia respiratoria y pronóstico reservado. Había sufrido una deshidratación severa, y nunca se descartó que hubiese sufrido la mordida de una serpiente venenosa. Gieco había sufrido insuficiencia renal a causa de un cuadro de "rabdomiólosis", es decir, la descomposición del tejido muscular que ocasiona la liberación de los contenidos de las fibras musculares en la sangre. En un muslo se encontraron marcas de una probable mordedura de serpiente y por eso se le administró suero antiofídico.

   Aquél 22 de abril la temperatura máxima fue de 33º. La carrera debía terminar entre las 12 y las 13. Sus compañeros atletas advirtieron que Marlén se había quedado atrás y cuando todos llegaron a la línea final, se dieron cuenta que algo andaba mal. Comenzaron a buscarla en el circuito junto a los organizadores. Luego la Policía inició un rastrillaje por las zonas aledañas. A las 17 la hallaron inconsciente, a unos 5 kilómetros del sendero marcado. La familia de la maratonista denunció que tras finalizar la competencia y advertir que Marlén estaba perdida, "se entregaron los premios de la competencia y después salieron a buscarla. Entendemos que si se hubiera comenzado con el rastrillaje de parte de la gente entendida en el tema con mayor rapidez, quizás tendríamos ahora otro panorama de salud de nuestra hermana", remarcaron sus hermanos. La organización exige a los competidores firmar un documento en el que da cuenta de que se trata de una carrera de aventura de alta exigencia física y se participa voluntariamente, "teniendo el absoluto conocimiento de los riesgos que esta implica", describe el documento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario