Información Gral

Misteriosas muertes de 12 turistas de EEUU en un año en Dominicana

Los viajeros paraban en hoteles o resorts de lujo de Punta Cana y otras playas y aparecieron muertos sin signos de violencia.

Miércoles 26 de Junio de 2019

Un total de 12 turistas estadounidenses murieron en extrañas circunstancias en distintos hoteles de República Dominicana en los últimos 13 meses, publican las web del diario español ABC y del mexicano El Observador.

Otro ciudadano estadounidense murió en República Dominicana, confirmó un funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos.

Según la CNN, varios informes de medios de comunicación citaban la muerte de un hombre de la ciudad de Nueva York, cuya familia dice que se enfermó repentinamente y falleció el lunes último.

La familia del fallecido lo identificó como Vittorio Caruso, de Glen Cove, Long Island, según la afiliada de CNN News 12 Long Island. Es el duodécimo turista estadounidense que murió durante o después de su estancia en República Dominicana durante los últimos 13 meses.

La cuñada de Caruso, Lisa Maria Caruso, dijo a News 12 Long Island que "Vittorio Caruso murió por sufrir problemas respiratorios y posiblemente un ataque al corazón mientras estaba de vacaciones".

La muerte de varios turistas estadounidenses en los últimos meses en la República Dominicana sigue siendo un misterio para las autoridades.

El turista Mark Hurlbug falleció el día 15 de junio de 2018, a los 62 años.

El neoyorkino Vittorio Caruso se alojó unos días en un Resort de Boca Chica, un municipio de la provincia de Santo Domingo.

El 30 de mayo, Nathaniel Edward Holmes, de 63 años, y Cynthia Ann Day, de 49, fallecieron en un hotel de la cadena española Bahía Príncipe Hotels & Resorts, ubicado entre San Pedro de Macorís y La Romana, en el este del país caribeño.

Cinco días antes, en un hotel de la misma cadena, falleció la también estadounidense Miranda Schaup-Werner, de 41 años, quien estaba hospedada junto a su pareja, Daniel Frank Werner, de 49 años, celebrando su décimo aniversario de bodas.

Jay McDonald, portavoz de la familia Werner, sugirió a FOX News que "todo va más allá de una coincidencia. Los otros (dos turistas) fallecieron cinco días después, y se determinó que la causa (de su muerte) fue la misma. Algo está sucediendo y queremos saber qué es", reclamó. El 13 de junio último, Joseph Allen estaba en la piscina con sus amigos en el hotel Terra Linda Resort en Sosúa. Se quejó del calor y decidió subir a su habitación a darse una ducha. Al día siguiente fue encontrado muerto. CBS News habló con los amigos de Allen, quienes dijeron que el hombre de 55 años y buena salud iba de vacaciones frecuentemente a la isla. La autopsia sugiere que sufrió un paro cardíaco. No hubo signos de violencia, según el informe que las autoridades dominicanas le dieron a CNN.

Yvette Monique Sport, de 49 años, murió el 23 de junio de 2018 en uno de los hoteles de Bahía Principe, en Punta Cana. Entonces su muerte se atribuyó a un infarto.Sin embargo, un año después, su hermana, Felicia Nieves, se enteró de las muertes de otros turistas en República Dominicana, en circunstancias que le recordaron la muerte de Sport. Nieves le dijo a Fox29 que su hermana también había muerto justo después de tomar una bebida del minibar.

En abril de este año Robert Bell Wallace, un hombre de California de 67 años, murió mientras se hospedaba en el Hard Rock Hotel and Casino en Punta Cana.

"El y su esposa llegaron alrededor de la medianoche del 10 de abril. El 11 de abril (Wallace) se tomó un whisky del minibar. Empezó a sentirse muy enfermo, tenía sangre en su orina y heces inmediatamente después", le dijo la sobrina de Wallace, Chloe Arnold, a Fox News.

Ella dijo que un doctor del hotel había chequeado a Wallace, que el 13 de abril decidió que deberían hospitalizarlo y el 14 de abril murió.

El 25 de mayo último Miranda Schaup-Werner estaba de vacaciones con su esposo celebrando su décimo aniversario de casados en San Pedro de Macoris. Se registraron en el hotel Grand Bahia Principe, el mismo de la pareja de Colorado.

Schaup-Werner estaba tomando fotos desde el balcón de su habitación cuando comenzó a sentirse enferma. Menos de dos horas después estaba muerta.

Los familiares de la mujer de 41 años de Pennsylvania dicen que ella consumió una bebida del minibar del hotel poco antes de desmayarse.

El 30 de mayo Edward Nathaniel Holmes, de 63 años, y Cynthia Ann Day, de 49, fueron encontrados muertos en su habitación por un trabajador del Hotel Bahía Príncipe La Romana donde se hospedaban. Esta es la misma cadena de hoteles, pero no el mismo edificio que en el que murió Schaup-Werner.

La pareja de Maryland llegó a República Dominicana el 25 de mayo. Cuando la pareja no hizo check out cuando debían, un empleado fue a su cuarto, como es el protocolo del hotel. Allí encontró los cuerpos sin vida y "sin signos de violencia", según reportó Dominican Today.

La autopsia reveló que ambos murieron de las mismas aflicciones que Schaup-Werner sólo cinco días antes: infarto, exceso de líquido en los pulmones, insuficiencia respiratoria, agrandamiento del corazón, fallas en el hígado y páncreas.

El 10 de junio Leyla Cox, de 53 años, murió en condiciones similares a los otros turistas: en su cuarto de hotel y de un ataque al corazón.

El hotel, Excellence Resorts, primero le dijo a CNN que Cox se había sentido mal y había sido llevada al hospital. Pero luego en una declaración el domingo el resort dijo que Cox murió en su habitación.

El penúltimo en sumarse a la lista había sido, este sábado, el ex agente de policía de Ohio Jerry Curran, que murió en enero en el Hotel Dreams Resort de Punta Cana.

Las autoridades dominicanas siguen a la espera de los resultados de los estudios de toxicología para emitir el informe final sobre estas muertes que, según fuentes consultadas por la agencia de noticias española Efe, han llevado al gobierno a crear una mesa de crisis para tratar el asunto. A las investigaciones se ha sumado el FBI, mientras que medios estadounidenses hablan de la posibilidad de que las muertes estén relacionadas con el consumo de alcohol adulterado.

El penúltimo en sumarse a la lista había sido, este sábado, el ex agente de policía de Ohio Jerry Curran, que murió en enero en el Hotel Dreams Resort de Punta Cana. Desde mayo, cuando empezaron a darse a conocer las muertes, el gobierno dominicano niega que haya una conexión entre las víctimas o un patrón de inseguridad en la isla. El Departamento de Estado de EEUU también niega que haya una conexión. El país caribeño depende del turismo extranjero para sostener su economía.

punta cana. Allí se hospedaban algunos de los turistas estadounidenses que murieron en un lapso de un año.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario