Información Gral

Maradona tiene tres hijos en Cuba y los reconocerá, anunció su abogado

Las madres serían dos pero el letrado Matías Morla, que dio la noticia, no dejó trascender los nombres. Diego vivió en la isla entre 2000 y 2005

Sábado 09 de Marzo de 2019

El abogado de Diego Maradona afirmó ayer que el astro argentino, actual entrenador de los Dorados de Sinaloa de México, va a reconocer legalmente a tres hijos en Cuba.

Matías Morla dijo por televisión que él está en contacto y habla con los hijos de Maradona, los cuales son de dos mujeres distintas, y que se suman a los otros cinco que tiene el ex capitán de la selección nacional, de 58 años.

Al ser preguntado si Diego los ha reconocido legalmente señaló: "Falta una charla mía con Diego, a la fecha no, pero él se va a hacer cargo de lo que se tenga que hacer cargo". Sin dar detalles, Morla dio a entender que existe una demanda de paternidad en Cuba al señalar que Maradona "tendrá que presentarse en tribunales".

El ex técnico de la selección argentina viajó a Cuba en el año 2000 para iniciar un tratamiento de rehabilitación por su adicción a las drogas. El ídolo deportivo permaneció en ese país hasta el 2005 y volvió en varias ocasiones en los años siguientes.

Los nombres de las madres de los hijos cubanos no fueron revelados. Una de las versiones que trascendió en el año 2004, cuando Diego tenía 43 años y residía en la isla, indicaba que su novia era una joven de por entonces 19 años llamada Adonay Fruto Cánovas. Se llegó a anunciar incluso que la chica estaba embarazada, según publicó el diario mexicano Reforma el 21 de abril de ese año. Según consignaba este medio, la pareja se había conocido en una fiesta en La Habana en 2001.

También se publicó que Fruto era oriunda del modesto barrio de San Agustín, en la capital cubana, aunque después se había mudado para convivir con el astro en el complejo Las Praderas.

Con estos tres hijos cubanos, el ex astro del fútbol tiene un total de ocho descendientes. Hasta el momento solo se conocían cinco públicamente: Diego Junior (de su relación extramatrimonial con Cristiana Sinagra); Dalma y Gianinna (hijas de su único matrimonio Claudia Villafañe); Jana (de su relación con Valeria Sabalain); y Diego Fernando (fruto de su vínculo con Verónica Ojeda).

Su primer vástago, Diego Junior, de nacionalidad italiana y quien reside en ese país, fue reconocido legalmente cuando estaba cerca de cumplir los 30 años.

Este año se agrandará el clan Maradona ya que a los tres hijos cubanos que Diego reconocerá se le suman dos nietos.Dalma dará a luz en los próximos días a su primera hija fruto de su relación con Andrés Caldarelli, mientras que Diego Junior anunció que su mujer, Nunzia Pennino, está embarazada nuevamente. Maradona ya es abuelo de Benjamín de 10 años, hijo de Gianinna y Sergio el Kun Agüero, y de Diego Matías, hijo del italiano, que en abril cumplirá un año.

Descendencia

Diego Junior. La italiana Cristiana Sinagra conoció a Diego Maradona cuando jugaba en Nápoles. Fruto de una fugaz relación extramatrimonial dio a luz a Diego Sinagra el 20 de septiembre de 1986 en la ciudad del sur de Italia. Ocurrió tan solo tres meses después de la obtención de la Copa del Mundo por parte del argentino. En aquel entonces, Claudia Villafañe, transitaba su primer embarazo.

Maradona, durante 30 años, no quiso tener un vínculo con su hijo. Cristiana Sinagra hizo un juicio de filiación y como él se negó a someterse a un análisis de ADN, la Justicia italiana determinó por darle el apellido. Diego Maradona y el heredero se encontraron cara a cara por primera vez en 2003. En 2016, cuando Junior participó del "Bailando por un sueño", recibió un llamado del ex director de la Selección Nacional y tuvieron su primer encuentro. Pudieron dejar atrás el pasado y comenzar una nueva etapa. Hoy mantienen una relación fluida e incluso el deportista estuvo presente en el bautismo de Diego Matías, el hijo de Junior.

Dalma y Gianinna. Fruto de su relación con Claudia Villafañe, las chicas de 31 y 29 años fueron siempre reconocidas por su papá que hasta las tiene tatuadas en sus brazos. En los últimos años la distancia se hizo cada vez más fuerte entre ellos, sobre todo después de que él le iniciara un juicio a la madre de ellas. Tanto cambió su relación con sus hijas que el año pasado no estuvo presente en el casamiento de Dalma y hace unas semanas no llamó a su nieto Benjamín por su cumpleaños.

Jana Maradona. Diego y la menor de sus hijas se encontraron por primera vez en un gimnasio en Buenos Aires en 2014, cuando la joven vivía en Mar del Plata, de donde es oriunda su madre, Valeria Sabalain. En ese momento Jana tenía 18 años. Con el tiempo, padre e hija recompusieron la relación que no habían tenido durante esos años y ella comenzó a viajar a visitarlo a Dubai, en donde el ex futbolista trabajó hasta septiembre de 2018, cuando asumió como director técnico de Dorados de Sinaloa en México.

Dieguito Fernando. Verónica Ojeda y Maradona se conocieron en el 2005 en un casamiento. El flechazo fue instantáneo y en el 2009 la profesora de educación física quedó embarazada por primera vez, pero perdió al bebé. En el 2012 quedó nuevamente embarazada y el 13 de febrero del 2013 dio a luz a Dieguito Fernando.

Maradona recién conoció a su bebé tiempo después, acompañado de Rocío Oliva. Tras una ausencia en 2018 el Diez se reencontró con el pequeño en Buenos Aires. De ahí en más no se separó. Desde hace unas semanas padre e hijo están viviendo en México, junto con Ojeda, donde Maradona es entrenador.


"Faltan tres para los 11. Tu puedes hacerlo"

Gianinna Maradona, una de las dos hijas que Maradona tuvo con Claudia Villafañe -de quien está divorciado- ironizó en su cuenta de Instagram. "Faltarían tres para el equipo de 11. Tu puedes hacerlo". La joven no tiene una relación fluida con su padre, quien está enfrentado con Villafañe en los tribunales. Más tarde, Gianinna dijo que si su padre quiere reconocer a otros tres hijos "está buenísimo que lo haga desde el amor".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});