Información Gral

Mar del Plata: fiesta del surf con mística y tablas de los años '70

La tercera edición del Quiksilver 70s reunió a cuatro generaciones de surfistas que compitieron con tablas retro, réplicas de una Deer de 1978.

Martes 16 de Enero de 2018

En Mar del Plata, se realizó un evento único en el mundo, el Quiksilver 70s, torneo por equipos que juntó a 30 surfistas de 13 a 71 años y se disputó con réplicas de una tabla de 1978.
   "Es como si se corre una carrera de Fórmula 1 con distintas camadas de pilotos y todos, sobre todo los de hoy, tienen que manejar los autos de la década del 60. Es juntarse y disfrutar, pero también apreciar lo difícil que era surfear en aquella época", aseguró Fernando Aguerre, la personalidad más importante de la historia del surf argentino, sobre el evento.
   Fue la tercera edición del Quiksilver 70s, torneo por equipos que resultó la excusa ideal para juntar a cuatro generaciones de surfistas y se corrió con tablas retro. Quiksilver mandó a construir seis réplicas de una Deer (5'8 pies) de 1978 que fueron domadas por los 30 competidores en un día a pleno sol en el balneario Honu Beach, ubicado en el sur de Mar del Plata, la capital del surf.
   Los ganadores fueron el equipo Delfines (integrado por Marcelo Ray, Horacio Ipucha, Nahuel Rull, Felipe Suárez, Cocó Cianciarulo y Bautista de Abajo) y, a nivel individual, Lele Usuna en Open, Alejo Martínez en Masters, Santiago Aguerre en Legends y Ornella Pellizari en Damas.
    "Más que un torneo siento que fue un evento social y cultural para cimentar la tradición y el crecimiento del surf. Cada generación se viste, come, bebe y sale en lugares diferentes, pero hoy nos encontramos todos acá, en la playa, en el agua, con buena música, rica comida y volvimos a recordar los viejos tiempos", resumió Aguerre.
   Sandy Errecaborde, el más veterano con 71 años, fue protagonista del torneo y de la celebración.
   El marplatense no sólo fue uno de los pioneros de este deporte sino el primer campeón argentino. Además, fabricaba tablas con un socio. "La original la hicimos nosotros en nuestra empresa Deer, nombre formado por el inicio de nuestros apellidos, Deleonardi y Errecaborde", contó.
   Los constructores de la tabla original fueron los uruguayos Roberto Damiani y Willy Barreiro, y ahora las réplicas estuvieron a cargo del shaper Aldo Flaminio (62 años).
   Aguerre se encargó de regalarle una de las réplicas a Sandy y sintetizó cómo vio a los nuevos talentos arriba de estas tablas.
   "Hoy quedó demostrado que estas tablas de nuestra época no tenían limitaciones como pensábamos, sino que el problema éramos nosotros", remató mientras lanzaba una carcajada al aire.
   Santiago Muñiz, el argentino que más cerca ha estado de entrar a la elite mundial (el Championship Tour), volvió a competir tras casi seis meses por una lesión en la rodilla y disfrutó cada momento.
   "Volver es importante, porque fue duro este parate, pero me encantó hacerlo en un evento así, con surfistas de todas las edades. Es difícil juntar a todos en un mismo día, para competir y hacerlo en equipos y por categorías. Y, a la vez, es muy lindo reconocer a las leyendas. El surf es hoy lo que es por ellos. En su época era muy difícil ser surfista, el deporte era perseguido, estaba mal visto y hoy nosotros disfrutando de otra realidad. Por eso los respeto tanto y son un espejo en mi carrera", argumentó el rider estrella de Quiksilver.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario