Información Gral

Luchan por sacar a 12 niños de una cueva inundada enTailandia

Son los integrantes de un equipo de fútbol que entraron con su técnico a refugiarse de una tormenta. Desesperada carrera por rescatarlos.

Miércoles 27 de Junio de 2018

Doce niños de un equipo de fútbol y su entrenador permanecen hace tres días atrapados en una cueva inundada en el norte de Tailandia, mientras los rescatistas libran una desesperante carrera contrarreloj para salvarlos.

Los socorristas que tratan de rescatarlos esperan poder extraer agua para que los buzos tengan espacio para maniobrar y que los rescatados puedan respirar al salir, informó ayer un funcionario tailandés.

El ministro de Interior, Anupong Paojinda, dijo a reporteros que buzos entrenados especialmente de la Armada, que dirigen la búsqueda, tienen problemas para hacer su trabajo debido al agua lodosa que ha llenado las cámaras de la enorme cueva hasta el techo.

Dijo que "los buzos podrán proceder sólo cuando se extraiga suficiente agua a través de bombeo, de tal manera que dentro de la cueva haya espacio entre el techo y el agua para que ellos puedan respirar". "Los buzos también pronto comenzarán a usar tanques especiales de oxígeno, lo que les permitirá bucear más tiempo", agregó.

Anupong, el primer funcionario tailandés de alto nivel que visita el lugar, dijo que la meta era "llegar hasta los chicos", y que los socorristas estarían trabajando día y noche en la cueva oscura.

"El equipo de los buzos estará trabajando sin parar porque aquí también ya está oscuro", dijo. "Así que no hay diferencia entre el día o la noche. Ellos sólo tendrán que rotar"

Cerca de una decena de buzos de la Armada y otros socorristas reingresaron a la cueva ayer por la mañana en búsqueda de los niños de entre 11 y 16 años que desaparecieron desde el sábado, cuando salieron con su entrenador al complejo de cuevas Tham Luang Nang Non para un partido de práctica, pero la búsqueda tuvo que ser suspendida de nuevo debido a que había mucha agua dentro de la cueva.

Los buzos han estado buscando una manera de pasar por las cámaras del complejo de cuevas, pero se han visto obligados a suspender la búsqueda varias veces. Las autoridades también están buscando alternativas, usando helicópteros y grupos de socorristas en tierra para hallar posibles huecos en la parte superior de las cuevas.

Ayer por la tarde hubo un rayo de esperanza cuando exploradores encontraron dos fisuras en una roca de la montaña donde está la cueva. Tras evaluar el hoyo, expertos concluyeron que ninguno de los huecos podría ser usado para entrar a la cueva.

Llovido sobre mojado

La lluvia que cayó por la noche empeoró las posibilidades de exploración dentro de la cueva. Sin embargo, las primeras cámaras cerca a la entrada de la cueva están secas, y se instaló ventilación y luz con cables y extensiones para ayudar a que los buzos se comuniquen con los que están afuera.

Los 12 niños y su entrenador de 25 años entraron a la cueva en la provincia de Chiang Rai el sábado por la tarde.

La búsqueda comenzó después de que una madre reportó que su hijo no había regresado de su práctica de fútbol. En tanto, los padres de los 12 niños atrapados en un cueva en Tailandia desde hace tres días organizaron ayer una plegaria en el lugar mientras siguen las tareas de rescate.

Algunos padres pasaron la noche en pequeñas tiendas en un terreno fangoso frente a la cueva de Tham Luang, situada en el distrito de Mae Sai, en el norte de Tailandia, cerca de la frontera con Birmania, indicó un periodista de AFP en el lugar.

"He venido a buscar a mi hijo", dijo llorando una de las madres, filmada por los medios locales.

Se cree que el grupo de 12 niños de entre 11 y 16 años, miembros de un equipo de fútbol, y su entrenador entraron el sábado en la cueva, que tiene varios kilómetros de largo, para refugiarse del mal tiempo.

Ayer varias decenas de socorristas, entre ellos varios submarinistas, reanudaron la búsqueda a partir de las 08h00 locales.

"Nuestro equipo bajó muy temprano esta mañana y explorará el fondo de la gruta. No hay conexión de red en el interior por lo que tenemos que esperar a que el equipo vuelva a subir", dijo ayer en Facebook la marina tailandesa.

Bicicletas, botines y mochilas

Los socorristas encontraron bicicletas, botines de fútbol y mochilas en la entrada del lugar el lunes y varios dijeron haber visto huellas en una de las cámaras de la cueva.

Las autoridades enviaron policías y soldados a pie para participar en las tareas de rescate, también mandaron equipos por aire para intentar divisar alguna otra entrada a la cueva, constató AFP en el lugar.

Una de las tareas era drenar fuera de la cueva el agua acumulada. Se espera además la llegada de un robot submarino para ayudar en la búsqueda.

El ministro de Interior, Anupong Paojinda, dijo que estaban trabajando a contrarreloj para encontrar a los niños. "Trabajamos contrarreloj", dijo a periodistas.

El servicio meteorológico indicó que las lluvias deberían continuar, lo que podría obstaculizar los esfuerzos de los socorristas.

La cueva Tham Luang no es muy frecuentada por los turistas extranjeros ya que está situada en un lugar alejado, pero atrae a los lugareños que veneran una pequeña estatua de Buda que hay dentro.

Los chaparrones caen regularmente en Tailandia durante la época del monzón, entre mayo y octubre, provocando generalmente inundaciones y deslizamientos de terreno.

"Los buzos podrían proceder sólo cuando se extraiga suficiente agua a través del bombeo, que libere espacio"

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});