Información Gral

Los pueblos de Bragado y Lincoln están unidos en la plegaria

La esposa de Matías Ronzano, Ángela Barbero, aseguró que la esperanza de las familias "está intacta" a pesar de que el avión fue encontrado estrellado, al tiempo que pidió a la sociedad "ahorrarse palabras innecesarias" y orar para que se produzca finalmente "el abrazo que esperamos con más ganas que nunca".

Lunes 21 de Agosto de 2017

La esposa de Matías Ronzano, Ángela Barbero, aseguró que la esperanza de las familias "está intacta" a pesar de que el avión fue encontrado estrellado, al tiempo que pidió a la sociedad "ahorrarse palabras innecesarias" y orar para que se produzca finalmente "el abrazo que esperamos con más ganas que nunca".

"¡Ahora más que nunca necesitamos buenas energías! Ahórrense palabras innecesarias en este momento. La ayuda que necesitamos es el rezo, la fe, la plegaria, la energía y la luz porque nuestra esperanza está intacta y esperamos ese abrazo con más ganas que nunca", escribió esta mañana la mujer en su cuenta de Facebook.

"Seguimos con la esperanza a flor de piel", comentó en un post redactado en su muro de Facebook por uno de sus contactos.

Vecinos de la localidad de Bragado y allegados a Matías Aristi, hijo del dueño del avión, aseguraron que rezan para "encontrar a los chicos" y con la confianza en que la búsqueda "termine pronto".

"El trabajo para encontrarlos continúa y no vamos a dejar de rezar hasta que hallen a los chicos", que desaparecieron en 24 de julio último, señalo a Télam una vecina que se identificó como Malvina, en el partido bonaerense de Bragado.

Lo mismo expresaron habitantes de la ciudad bonaerense de Lincoln, de donde son oriundos los pilotos Matías Ronzano y Facundo Vega, quienes viven con expectativa y "respeto por las familias" el avance de las investigaciones oficiales, a la espera de saber qué ocurrió con los ocupantes de la aeronave.

Para acompañar y "por respeto a las familias de los tripulantes del avión", las autoridades municipales decidieron suspender los festejos oficiales por el Día del Niño en Lincoln y en los 11 pueblos del partido que iban a realizarse ayer.

"Es importante destacar que la gente lo toma con tranquilidad. Aún no se ha encontrado a los tripulantes y hasta que eso no suceda hay esperanza", expresó a Télam Daniel García, vecino de 65 años.

Esta tarde, las calles de la ciudad lucían atípicas para un domingo del Día del Niño: sin festejos oficiales, muchas celebraciones han tenido lugar puertas adentro de las casas, en medio de la expectativa por saber qué fue lo que sucedió con los tripulantes del avión.

"En toda la localidad habrá unas 35.000 personas, por lo que, en realidad, Lincoln es una ciudad con alma de pueblo. Esto que pasó nos unió en un sentimiento de solidaridad, tratando de acompañar desde nuestro lugar y participando del pedido de aparición", contó Juan Manuel, de 37 años y también vecino de la ciudad.

"Tenemos esperanza y confiamos que esto termine pronto" explicó la vecina, y aseguró que a diario todo el pueblo busca explicaciones sobre un accidente que los dejó "devastados".

Por su parte, Jorge Obregón, un transportista de la zona, aseguró que "lo que sucedió fue una tragedia" y que en estas instancias queremos acompañar a las familias".

Asimismo, destacó que esta tragedia unió "dos pueblos con la misma plegaria" que pide que tanto el empresario bragadense como los pilotos de Lincoln, sean encontrados.

Los habitantes de la ciudad bonaerense de Lincoln, de donde son oriundos los pilotos Matías Ronzano y Facundo Vega, viven con expectativa y "respeto por las familias" el avance de las investigaciones oficiales, a la espera de saber qué ocurrió con los ocupantes de la aeronave.

Para acompañar y "por respeto a las familias de los tripulantes del avión", las autoridades municipales decidieron suspender los festejos oficiales por el Día del Niño en Lincoln y en los once pueblos del partido que iban a realizarse hoy en el Parque General San Martín.

"Es importante destacar que la gente lo toma con tranquilidad. Aún no se ha encontrado a los tripulantes y hasta que eso no suceda hay esperanza", expresó a Télam Daniel García, vecino de 65 años.

Esta tarde, las calles de la ciudad lucían atípicas para un domingo del Día del Niño: sin festejos oficiales, muchas celebraciones han tenido lugar puertas adentro de las casas, en medio de la expectativa por saber qué fue lo que sucedió con los tripulantes del avión.

"En toda la localidad habrá unas 35.000 personas, por lo que, en realidad, Lincoln es una ciudad con alma de pueblo. Esto que pasó nos unió en un sentimiento de solidaridad, tratando de acompañar desde nuestro lugar y participando del pedido de aparición", contó a esta agencia Juan Manuel, de 37 años y también vecino de la ciudad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario