Información Gral

Los pilotos levantaron el paro nacional poco antes de iniciarse la medida

Luego de cuatro horas de reunión con el gobierno, los sindicatos anunciaron que suspendían la huelga y que el lunes continuarán negociando.

Sábado 05 de Octubre de 2019

Los pilotos levantaron anoche la huelga nacional que iba a comenzar a la medianoche. Los referentes de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) y de la Unión Argentina de Líneas Aéreas (UALA), que agrupan a los pilotos de Aerolíneas Argentinas y Austral tomaron la decisión luego de arduas negociaciones en la Secretaría de Trabajo, precedidas de fuertes declaraciones de los gremialistas, de funcionarios del Gobierno, incluido el presidente Mauricio Macri, y de reuniones de los líderes de los pilotos con el candidato presidencial peronista Alberto Fernández.

Tras casi cuatro horas de reunión, los pilotos de Aerolíneas Argentinas y Austral anunciaron que levantaban el paro previsto para este fin de semana. Los dirigentes de APLA y UALA estuvieron negociando desde las 18.30 en la sede de la Secretaría de Trabajo con representantes del Gobierno nacional. "Decidimos suspender para no seguir siendo utilizados por el gobierno nacional. El paro puede ser retomado en cualquier momento si no se cumplen los lineamientos del acuerdo", advirtió el líder de APLA, Pablo Biró.

El lunes ambos sindicatos volverán a reunirse con la empresa para negociar su paritaria. "Esto es una muestra de buena voluntad que los trabajadores mostramos una vez más", agregó Biró. Desde el sindicato de pilotos explicaron que "por intervención del Ministerio de Trabajo, se han movido del cero en el que estaban. "Los pilotos somos serios y predecibles", aseguró el polémico sindicalista. "A través del diálogo con las organizaciones gremiales, y frente al compromiso de la empresa de formalizar una nueva propuesta en una reunión convocada para el lunes, los gremios manifestaron que dejarán sin efecto las medidas de fuerza anunciadas", explica el comunicado difundido por la cartera de Dante Sica. El jefe de la APLA, Pablo Biró, y los líderes de la UALA, que conduce Cristian Erhardt, fueron convocados durante la tarde de ayer de urgencia por el secretario de Trabajo, Lucas Fernández Aparicio, luego de un nuevo fracaso del diálogo por la mañana en la sede de la empresa.

Escalada política

Durante los últimos días tanto el presidente Mauricio Macri como el candidato Alberto Fernández se manifestaron en contra de la medida de fuerza. El primero dijo que el paro era "político" en alusión a la cercanía de Biró con el kirchnerismo. Por su parte, Fernández dijo que los pilotos tenían razón en su reclamo pero igualmente les había pedido que no perjudiquen a los usuarios. Fernández tuvo una extensa reunión con Biró en su departamento de Puerto Madero el jueves. Luego también recibió al lider de UALA. A ambos les explicó que "no hay que perjudicar a la gente". La huelga, que perjudicaba a decenas de miles de personas, y que de hecho ya están afectadas porque muchas debieron suspender sus planes de fin de semana preventivamente, perjudicaba la imagen de Fernández, en plena campaña hacia la primera vuelta presidencial del 27 de octubre.

Los gremios aeronáuticos denuncian que las negociaciones convencionales "están atascadas y congeladas" desde marzo último, cuando se celebró el último acuerdo. La paritaria anual aeronáutica se extiende entre septiembre e igual mes del otro año y, según los gremialistas, la empresa adeuda un semestre de mejora salarial. Para Biró, de la kirchnerista Corriente Federal de Trabajadores (CFT), "los ciudadanos son rehenes del gobierno y no de los sindicatos, porque el Ejecutivo está convencido que empujar al conflicto le conviene en lo político algunas semanas antes del acto electoral".

Horas antes, el secretario de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, dijo que "el patoterismo, la bravuconería, no son el método para trabajar en el país", en referencia al anunciado paro de los pilotos de Aerolíneas Argentinas y Austral. Incluso el presidente Mauricio Macri, en recorrida de campaña por el interior del país, señaló que "no corresponde poner de rehén a la gente, no corresponde no entender el momento difícil que estamos viviendo en la Argentina", porque "todos tenemos que poner el hombro en una empresa que todavía tiene mucho por hacer para lograr ser sustentable". Agregó que "es un paro político, ellos se han manejado bajo la lógica del kirchnerismo, y es medio inentendible".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario