Información Gral

Los "nativos digitales" logran un rico vocabulario si los adultos eligen buenos contenidos

Especialistas hallaron que tabletas y celulares pueden ser una gran herramienta de aprendizaje si se incorporan conocimientos.

Domingo 22 de Julio de 2018

La utilización de teléfonos celulares, tabletas, pantallas o computadoras en los primeros cinco años de vida cambia el desarrollo cerebral, pero no necesariamente de forma negativa, según lo reveló un estudio que determinó que los niños retienen el doble de vocabulario con el uso de aplicaciones educativas.

   "Si se le da el acompañamiento necesario por parte de un adulto, si se escoge bien lo que ese niño va a ver, oír o interactuar con el dispositivo y se limita el tiempo de uso, puede ser una herramienta importante de aprendizaje y desarrollo a partir de los 18 meses", destacó Lisa Guernsey, directora de Tecnologías de Aprendizaje de la Fundación New America junto a Michael Levine en sus conclusiones en el libro Tap, click, read ("Toque, haga click, lea").

   Si bien en la web abundan los contenidos que sólo se enfocan en el entretenimiento, también es cierto que hay material pedagógico para que los chicos adquieran todo tipo de conocimiento jugando.

   Además de proporcionar un aprendizaje divertido, son ideales para consultar en cualquier momento y desde cualquier lugar a través del móvil.

   Un informe realizado por la plataforma global de aprendizaje de inglés en edad temprana, Lingokids, demuestra que los niños retienen el doble de vocabulario con el uso de estas aplicaciones frente a los métodos de aprendizaje más habituales.

   "El factor clave de la rápida adquisición de vocabulario en los niños es la diversión, ya que los preescolares no tienen la impresión ni la carga de estar estudiando o recibiendo más material. Los vídeos y los juegos interactivos, además de ser un medio de aprendizaje entretenido incrementan enormemente la capacidad de atención de los niños, aportándoles motivación y efectividad en el aprendizaje de vocabulario gracias a la participación en la interacción con la palabra", señaló Marieta Viedma de Lingokids.

   En la misma línea de Lingokids, Vipkid es otra de las empresas internacionales que se encuentra revolucionando el aprendizaje a través de las nuevas tecnologías.

   La compañía china, hace tiempo que desarrolla modelos de tutoría virtual y está cambiando rotundamente la forma de aprender de los niños.

   En ambos casos, las startups globales se encuentran llevando a cabo convenios y formatos de colaboración para impulsar la educación a través de las nuevas tecnologías.

En todo el mundo

En el caso de Lingokids el compromiso se extiende: "Colaboramos con organizaciones y gobiernos de todo el mundo liderando iniciativas para impulsar el uso de las nuevas tecnologías ofreciendo nuestros contenidos digitales a estudiantes en colegios desfavorecidos como sucede por ejemplo en Sudáfrica (IDEA), Ruanda, y Jordania (Fundación Reina Rania)", añadió Viedma.

   Nacida a nivel local, Aula365, una red de aprendizaje transmedia, es otra de las plataformas educativas con múltiples recursos que favorecen el aprendizaje y la inteligencia colaborativa.

   En suma, la tecnología en el proceso de aprendizaje permite el uso de herramientas más interactivas y que mantienen la atención de los estudiantes con más facilidad.

   En la actualidad existen plataformas educativas capaces de modificar su interacción con el niño de forma empática.

   Los entornos digitales implican compartir puntos de vista y debatir sobre distintas ideas, lo que ayuda a que los niños, adolescentes y jóvenes desarrollen un pensamiento crítico y colaborativo en una época en la que sus cerebros se están desarrollando.

"Nativos e inmigrantes", generaciones muy distintas

En general, se considera "nativos digitales" a los menores de 30 años que han crecido con la tecnología y tienen una habilidad "innata" en el lenguaje y en el entorno digital. Las herramientas tecnológicas ocupan un lugar central en sus vidas y dependen de ellas para todo tipo de cuestiones cotidianas como estudiar, relacionarse, comprar, informarse o divertirse. En contraste, se habla de "inmigrantes digitales" en referencia a aquellos que se han adaptado a las tecnologías. Son fruto de un proceso de migración digital que supone un acercamiento hacia un entorno altamente tecnificado que no conocieron en su infancia. Se trata de personas de más de 35 años que no son nativos digitales y han tenido que adaptarse a un contexto muy diferente al de sus primeras experiencias. Los inmigrantes tienen tendencia a guardar la información; los nativos digitales comparten y distribuyen información con naturalidad. La denominación conceptual la impone el especialista Mark Prensky en el ya lejano año de 2001. El autor estableció una nueva nomenclatura, que designó a los profesores como "inmigrantes digitales" y a los estudiantes como "nativos digitales"

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario