Información Gral

Los estadounidenses, fieles al festival de consumo del Black Friday

Pese a la resaca del Día de Acción de Gracias y del frío, los consumidores dejaron de lado la compra online e inundaron nuevamente shoppings y grandes tiendas.

Sábado 24 de Noviembre de 2018

Habría sido más fácil prender la computadora en casa con los platos y las sobras del pavo todavía en la cocina para aprovechar las impresionantes rebajas del Black Friday que la mayoría de minoristas ofrecen en línea. Sin embargo, en todo el país, cientos de miles de compradores se despertaron antes del amanecer después del Día de Acción de Gracias (Thanksgiving day) para participar en este famoso ritual del consumismo estadounidense. Pese al fuerte frío del inicio del invierno en el hemisferio norte y con gran parte de los Estados Unidos ya cubierto por la nieve.

   Los compradores hicieron fila afuera del Mall of America en Bloomington, Minnesota, desde las 4 de la mañana, y la multitud había aumentado a 3.000 personas para cuando las puertas abrieron a las 5. En Ohio, un grupo de mujeres incluso reservó una habitación de hotel el jueves en la noche para estar más cerca de las tiendas. En la ciudad de Nueva York, una mujer se fue directamente de un club de baile a una gran tienda por departamentos en medio de la noche.

   Muchos clientes dijeron que las compras del Black Friday son tanto un espectáculo como una oportunidad de compras a precios realmente ventajosos.

   Kati Anderson dijo que hizo escala ayer en la mañana en el Cumberland Mall de Atlanta en busca de ropa con descuento y también para "ver a la gente". Su amiga, Katie Nasworthy, señaló que acudió al centro comercial en lugar de comprar en línea porque le gusta ver la decoración de Navidad. Son evidentes excusas para estar junto a amigos y otra gente. El fenómeno del Black Friday no sería completo sin estos amontonamientos humanos en los malls o shopping centers. Aunque la misma compra se pueda hacer desde el confort de la propia casa con dos o tres "clicks".

   "No es sino hasta ahora que se siente ambiente navideño", comentó Kim Bryan, quien fue de compras en un suburbio de Denver con su hija y la amiga de su hija. Hicieron fila a las 5:40 de la mañana e ingresaron a toda prisa cuando las puertas abrieron a las 6.

   Las históricas tiendas físicas se han esforzado en mostrar que pueden contrarrestar la competencia de la gigante digital Amazon. Desde la histórica Macy's hasta Walmart, los gigantes del comercio minorista están combinando su experiencia online y sus grandes establecimientos físicos con nuevas herramientas, como croquis digitales para los smartphones y más opciones similares, a fin de que los clientes compren en línea pero retiren en las tiendas.

   La app de Kohl's permite a los clientes tomar fotos del producto en cualquier parte y encontrar artículos similares en los almacenes. De fondo, está la experiencia de ir a la gran tienda, mirar cosas, finalizar la compra y verse con amigos.

   En Texas, el Black Friday tuvo una cualidad muy propia de este estado. Las ventas de descuento masivo llenaron de clientes las enormes tiendas de armas, un "clásico" de los texanos y de muchos estados más. Pese al rechazo casi universal que genera, la afición por las armas es muy popular en los Estados Unidos. Y el Black Friday sirvió para demostrarlo una vez más.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});