Información Gral

Los abusos de menores oscurecen la gira

Domingo 14 de Enero de 2018

Las denuncias de abusos sexuales de sacerdotes a menores de edad, con los casos emblemáticos del párroco Fernando Karadima en Chile y de Luis Fernando Figari, en Perú, dañaron la imagen de la Iglesia católica en los dos países que visitará el Papa Francisco.

En Chile el caso explotó en 2010, cuando se conoció la existencia de una larga lista de denuncias por abusos contra el párroco Karadima, un sacerdote de alta exposición en la vida pública del país. Karadima, de 87 años, fue declarado culpable por la Santa Sede, en un proceso canónico. La Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano la que condenó a Karadima en febrero de 2011 a "una vida de oración y penitencia", y le prohibió contactarse con los feligreses de su parroquia, aunque en la justicia penal la causa no prosperó por los años transcurridos desde que ocurrieron los hechos hasta las denuncias. De modo que Karadima sigue gozando de libertad. Pero el caso sigue presente porque uno de los cinco obispos que formó Karadima es el actual titular de la diócesis sureña de Osorno, Juan Barros, quien al igual que otros sacerdotes vinculados a castigado religioso son muy resistidos por la comunidad local.

El tema también es uno de los ejes de la visita a Perú. Francisco intervino el último miércoles el Solidalicio de Vida Cristiana (SVC), luego de que la justicia de Lima pidiera prisión para el superior general de la sociedad, Luis Fernando Figari, por supuestos casos de abusos a menores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});