Información Gral

"Lidiar con la oscuridad es de lo más difícil"

Martin Gross, un espeleólogo alemán de 39 años, conoce bien los peligros de las cuevas.

Miércoles 04 de Julio de 2018

Martin Gross, un espeleólogo alemán de 39 años, conoce bien los peligros de las cuevas. Este rescatista especializado en este tipo de entornos, sigue con atención lo que están haciendo los equipos de rescate en Tailandia, donde se intenta sacar de una cueva a un grupo de niños y su entrenador atrapados allí desde hace diez días. Conoce bien los problemas con los que se enfrentan.

-¿Qué posibilidad tienen los rescatistas en Tailandia de sacar a los niños de la cueva?

-En las informaciones se señala que intentan bajar el nivel del agua, pero según sé, es demasiado grande para que se pueda conseguir así. La entrada de agua es mayor a la cantidad que pueden sacar las bombas de drenaje que se instalen. Se podría esperar a que el agua remita por sí misma. Otra posibilidad sería que los jóvenes se estabilicen y dejar que ellos buceen para salir. Eso sería laborioso, pues habría que instalar una serie de cuerdas bajo agua para guiarlos hasta la salida y procurarles trajes de neopreno. De lo contrario, perderán rápidamente las fuerzas, incluso con el agua a 20 grados.

-¿Cuánto durará el rescate?

-Eso depende en gran parte de las condiciones meteorológicas. Tendría que estar sobre el terreno para poder juzgarlo. Los cuatro meses que señalan los medios me parecen irreales. Para los que están atrapados sería devastador psíquicamente. Habría que intervenir antes. En caso necesario taladrando un agujero para hacer un acceso desde fuera.

-¿Creía que los iban a encontrar con vida?

-Como rescatista uno siempre anhela que el rescate vaya bien y rápido. Las posibilidades eran buenas. Las cuevas tailandesas tienen una temperatura agradable. En Alemania, por ejemplo, se corre el peligro que una persona que queda atrapada sufra rápidamente hipotermia. Si uno no se puede mover, a veces se necesitan sólo unos minutos para estar en una situación en la que la vida corre peligro. La circulación colapsa y uno se va adormeciendo. En Tailandia el mayor problema era que no tenían luz. Imagínense un equipo que espera en la oscuridad con la incertidumbre de saber si les rescatarán o no. Esto va directamente a la psique y lo hace polvo a uno.

-¿Cómo se debería cuidar ahora al grupo en la cueva?

-Lo más importante es la estabilidad psíquica. Alguien tendría que quedarse con ellos, hablarles y hacer que se distraigan. Además necesitan buena comida y agua potable para tomar fuerzas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario