Aborto

Le hicieron una cesárea a la nena violada en Jujuy y tuvo una bebita

Ante lo avanzado del embarazo, de 24 semanas, se decidió salvar a la neonata. Los abortistas exigían que se procediera al aborto

Sábado 19 de Enero de 2019

El ministro de Salud de Jujuy, Gustavo Bouhid, informó que se le practicó un parto por cesárea a la niña de 12 años que fue víctima de una violación y que tenía una gestación de 24 semanas, es decir, de seis meses. Tanto la niña como la bebita están bien y en recuperación. El pronóstico de la bebé es sin embargo incierto, por la fragilidad que tienen estos bebitos tan prematuros. El caso ha despertado nuevamente el debate en torno al aborto. A la niña se le detectó el embarazo, producto de una violación de un vecino, cuando ya había llegado a las 23 semanas. Esto planteó un grave dilema. La Justicia ordenó la interrupción del embarazo, tal como manda la ley nacional, que no contempla plazos de gestación; las autoridades jujeñas acataron la orden con una cesárea.

La intervención se inició alrededor de las 8 horas de ayer en el Hospital Materno Infantil de San Salvador de Jujuy, donde la menor se encontraba internada desde el último martes tras solicitar la práctica de aborto por parte de su familia. "Se procedió a realizar la interrupción legal del embarazo de la menor de 12 años, cumpliendo con todos los derechos que la asisten y respetando tanto su voluntad como la de su madre", informó el hospital en un comunicado de prensa. El recién nacido "fue recepcionado y asistido por el personal del servicio de neonatología", en tanto que "la menor se encuentra en buen estado de salud y permanece internada", finaliza el escrito, firmado por las autoridades del lugar.

Los grupos "provida" y "proaborto" que se habían congregado en la puerta del hospital para manifestarse en la víspera de la operación ayer se mostraron menos numerosos, ante la persistente lluvia que se registró en la capital jujeña. "Para nosotros ganó la vida porque Esperanza nació, está viva", aseguró Ana Alarcón, referente del sector Provida desde la puerta del hospital.

Si bien desde el Gobierno provincial aseguran que se siguió el protocolo, movimientos feministas y de derechos humanos sostienen que con la cesárea no se cumplió con el procedimiento y se congregaron desde temprano en la sede del Ministerio de Salud para solicitar una audiencia con Bouhid. Al parecer, las feministas exigían un aborto, lo que en este caso hubiera significado dar muerte a la bebita de seis meses.

El ministro Bouhid, informó sobre el parto por cesárea: "Es una bebé que ha nacido viva, está en neonatología y se va a dar en adopción. No va a entrar en contacto con la madre".Con respecto al estado de salud de la bebé, comentó: "Ahora hay que esperar la evolución porque hay algunos (neonatos) de bajo peso que no han continuado su vida, otros que han quedado con secuelas y otros que están bien". El ministro de Salud aseguró que la niña y su madre aceptaron, mediante consentimiento firmado, que se realice la cesárea. La intervención fue ordenada por la Justicia, que tuvo en cuenta el protocolo de interrupción del embarazo contemplado en la ley. "En el equipo interdisciplinario del hospital se decidió dar cumplimiento al fallo de la Corte Suprema (fallo FAL) a través de una cesárea que fue realizada en el día de la fecha. Hay un vacío legal: el fallo no dice ni a qué edad ni con qué procedimiento, acá se hizo una interrupción del embarazo a través de una cesárea", explicó Bouhid. El ministro recordó su posición: "estoy a favor de la vida, no creo que la muerte solucione nada".

El Hospital Materno Infantil, el cual se encuentra vallado y con fuerte presencia policial debido a momentos de tensión generados en las últimas jornadas. Sobre la oposición de estos grupos, el ministro Bohuid señaló que como en el protocolo "no está taxativamente escrito" lo vinculado a la edad gestacional ni al método a utilizarse "es todo interpretable", y aseguró que se dio una "respuesta sanitaria a medida" de la menor y de lo avanzado de su embarazo. Lamentó que el vacío legal deje a "los equipos de salud expuestos a que todo mundo realice juicios sobre su proceder".

Finalmente, aclaró versiones en torno a que la menor había concurrido a un centro de salud donde los médicos no se habrían dado cuenta de que estaba embarazada. Dijo que la niña recibió atención en el hospital de su localidad en marzo del año pasado cuando aún no estaba gestando. Sin embargo, aseguró que se investigará el caso. El viernes 11 de enero la niña asistió a un centro de salud de su ciudad por fuertes dolores estomacales, y allí se constató que estaba embarazada de 23 semanas. La familia pidió la interrupción del embarazo e hizo la denuncia por violación contra un vecino, que fue detenido e imputado por "abuso sexual con acceso carnal" .

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});