Información Gral

Le fracturó el cráneo a su ex, pero la salvaron testigos

Una mujer de 33 años permanecía anoche internada en terapia intensiva con fractura de cráneo, tras ser atacada por su ex pareja en plena vía pública cuando se encontraba en una avenida céntrica de la ciudad mendocina de San Rafael.

Viernes 10 de Noviembre de 2017

Una mujer de 33 años permanecía anoche internada en terapia intensiva con fractura de cráneo, tras ser atacada por su ex pareja en plena vía pública cuando se encontraba en una avenida céntrica de la ciudad mendocina de San Rafael.  Según trascendió, el hombre había sido condenado anteriormente por una agresión similar y tenía orden de restricción perimetral.
   Fuentes policiales informaron que la mujer tenía temor a lo que le pudiera suceder, por lo que llevaba encima gas pimienta, aunque no lo pudo utilizar para defenderse.  La víctima fue identificada como Vanesa Aspitia, quien debió ser internada con pronóstico reservado en la sala de Terapia de Unidad Intensiva del Hospital Schestakow, de San Rafael, con fractura de cráneo y traumatismo maxilofacial sin asistencia respiratoria mecánica.
   Por su parte, el agresor, llamado Jesús Navarro, de 35 años, quedó detenido, aunque también fue internado en sala de Cirugía del mismo hospital del sur mendocino con "politraumatismos" y con custodia policial, dado que fue lesionado por algunos transeúntes que pasaban por el lugar y salieron a socorrer a la mujer. El violento episodio se produjo en la noche del martes en la avenida Mitre al 1900 de San Rafael donde el hombre agredió a su ex pareja, luego de haber infringido una orden judicial dado que tenía una prohibición de acercamiento a la víctima.
   Según testigos, la mujer alcanzó a pedir ayuda antes de que su ex pareja la agrediera.
"Si no actuaban los testigos mi hija moría", afirmó Alicia, la madre de Vanesa.
    En declaraciones a medios locales, la madre de la víctima precisó que "la relación entre ambos duró un año y desde hace dos meses estaban separados".
   "Navarro quiso entrar a la casa de mi hija y la amenazó dos veces con una navaja hace dos meses. Por esa razón se le prohibió el acercamiento, estuvo detenido unos 20 días y fue beneficiado con libertad condicional", indicó. En la continuidad de su relato, la mujer agregó: "Al poco tiempo comenzó a hostigarla de nuevo hasta que la esperó a la salida del trabajo y la golpeó brutalmente el martes a la noche".
   El 13 de octubre Navarro había sido condenado por otro hecho de violencia de género contra la misma mujer, pero en esa oportunidad la Justicia lo benefició con la prisión en suspenso.
   Aprovechando su libertad, el agresor volvió a atacar a la mujer.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario