Información Gral

Las muertes por opioides se cuadruplicaron desde el año 2000 en Estados Unidos

El 40 por ciento de todas las muertes (unas 17.000) están relacionadas con las recetas.

Viernes 22 de Febrero de 2019

Un nuevo estudio mostró que las muertes relacionadas con opioides y opiáceos en Estados Unidos se cuadruplicaron en las dos décadas pasadas y se propagaron rápidamente en los estados del este del país.

   En promedio, unos 130 estadounidenses murieron cada día por una sobredosis de opioides en estos últimos cinco años. Marcan un promedio de 45 mil decesos anuales en los que el márketing y las recetas de los médicos son parte del problema.

   De hecho, según el informe, el 40 por ciento de todas las muertes (unas 17.000) están relacionadas con las recetas.

   El estudio, publicado esta semana en la revista JAMA Network Open, descubrió que las muertes por opioides causadas por drogas sintéticas como el fentanilo superaron a las muertes por heroína. El fentanilo es un analgésico de corta duración.

   El índice de mortalidad por opioides se elevó más rápidamente en Washington D.C., triplicándose cada año desde 2013, mientras que en Florida y Pensilvania la mortalidad se duplicó cada dos años.

   En el nuevo informe de JAMA, los investigadores, liderados por Scott Hadland del Boston Medical Center, exploraron la conexión entre el mercadeo de opioides y las recetas. Al observar el vínculo con el marketing, los investigadores dijeron que uno de cada 12 médicos de EEUU (y uno de cada cinco médicos de familia) recibieron marketing relacionado con los opioides entre 2013 y 2015.

   El estudio descubrió que los condados que recibieron más marketing experimentaron una mayor mortalidad por sobredosis.

   En 10 años el país pasó de prescribir 35.000 recetas de opioides a 14 millones, y aunque se creó el Programa de Control de Medicamentos Recetados, para hacer seguimiento, la situación no logró revertirse.

   Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas del gobierno estadounidense, entre el 8 y el 12% de las personas que les prescriben opioides se vuelven adictos a estas sustancias y alrededor del 80% de quienes consumen heroína abusaron antes de los opioides recetados.

   La Administración Trump, decidió declarar la emergencia pública en octubre de 2017. El presidente prometió combatir esta epidemia y destinar fondos para evitar el uso excesivo de estos medicamentos, pero los expertos temen que solo sea un efecto publicitario.

   El debate sobre el uso de los opioides está más álgido que nunca y aunque las prescripciones de estos medicamentos han disminuido, la cuestión es si existirá la voluntad política para hacer frente a la crisis y si los gigantes farmacéuticos estarían dispuestos a renunciar a las millonarias ganancias que dejan estos productos para contribuir a su regulación.

   Los investigadores rastrearon las tres etapas de evolución de las crisis por opioides. La primera ola de muertes la ubicaron desde la década de 1990 hasta alrededor del 2010 y estuvo relacionada con la prescripción de analgésicos. La segunda empezó en 2010 y resultó asociada a muertes relacionadas con la heroína.

   La tercera ola se inició alrededor de 2013 y tuvo un rápido incremento en las muertes asociadas con opioides sintéticos de manufactura ilícita, tales como el tramadol y fentanilo, determina el estudio.

   Los investigadores encontraron que una amplia gama de poblaciones fueron afectadas y que la epidemia se propagó de áreas rurales a urbanas.

   Además, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades reportaron que los afroestadounidenses experimentaron el mayor incremento en muertes por sobredosis de opioides entre 2016 y 2017, con un aumento de 26 por ciento.

   El analgéstico fentanilo es aplicado en períodos anestésicos (como premedicación) y en el postoperatorio inmediato. Junto a un neuroléptico, es usado como premedicación para inducción de la anestesia y como coadyuvante en el mantenimiento de anestesia general y regional.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});