Información Gral

La vitrificación de óvulos es una alternativa eficaz para quienes demoran la maternidad

La mayor inserción de la mujer en el mercado laboral y la cada vez más frecuente demora en decidir la búsqueda de un hijo por parte de muchas parejas ha planteado el dilema de cómo preservar la capacidad reproductiva femenina, que decae significativamente a partir de los 35 años de edad.

Lunes 06 de Noviembre de 2017

La mayor inserción de la mujer en el mercado laboral y la cada vez más frecuente demora en decidir la búsqueda de un hijo por parte de muchas parejas ha planteado el dilema de cómo preservar la capacidad reproductiva femenina, que decae significativamente a partir de los 35 años de edad.

La vitrificación de óvulos ofrece hoy la posibilidad de que la mujer congele sus ovocitos (óvulos) cuando es joven y su reserva ovárica aún es muy alta, para usarlos años más tarde, cuando su fertilidad haya comenzado a decaer.

En la Argentina, el primer embarazo por vitrificación ocurrió en 2008, a partir de óvulos vitrificados en Seremas, Centro de Medicina para el Hombre y la Mujer.

La paciente es una mujer que entonces tenía 36 años, oriunda de Villa Mercedes, San Luis; caso que fue el primero de su tipo en ser presentado en la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (Samer)."La vitrificación de óvulos es útil para mujeres que deciden demorar la maternidad, ya sea por cuestiones profesionales o porque no se encuentran en pareja, y reconocen que es importante preservar su capacidad reproductiva", comentó Santiago Brugo Olmedo, director médico de Seremas, que realizó el tratamiento de fertilización asistida que permitió el primer embarazo por vitrificación de la Argentina.

El especialista en medicina reproductiva agregó: "La vitrificación ha demostrado también ser útil para mujeres con cáncer que deben ser sometidas a quimioterapia o radioterapia, que muy probablemente se curarán pero quedarán con problemas de fertilidad".

"En Seremas hemos vitrificado óvulos de muchas pacientes con cáncer y/o que iban recibir tratamientos de quimioterapia o radioterapia", indicó.

Incluso puede ser útil en otros escenarios. La primera mujer que logró en la Argentina un embarazo por vitrificación de óvulos -cuyo nombre no fue dado a conocer- llevaba cinco años buscando quedar embarazada.

"Su respuesta ovárica no era muy buena y su marido tenía poca cantidad de espermatozoides -recordó el médico Brugo Olmedo-. Es por ello que decidimos ofrecerle un tratamiento de estimulación ovárica y obtuvimos seis óvulos, pero los estudios mostraron que su endometrio, que es donde debían alojarse los futuros embriones que iban a resultar de una fertilización asistida, no presentaba signos de buen crecimiento".

El equipo médico decidió entones ofrecer a la mujer la posibilidad de vitrificar los óvulos, para diferir la fertilización asistida y la posterior implantación de los embriones resultantes.

La pareja aceptó y se vitrificaron cinco óvulos (el sexto no estaba "Cinco meses después se desvitrificaron los óvulos y se realizó una inyección de los espermatozoides mediante un método de fertilización asistida denominado Icsi, que dio como resultado tres embriones -explicó la licenciada Sabrina De Vincentiis, especialista en embriología clínica y directora del Laboratorio de Seremas-. Estos fueron transferidos al útero, que entonces se encontraba en perfectas condiciones, lográndose el embarazo".

La vitrificación es un procedimiento ambulatorio, tras el cual la mujer puede volver a su casa a hacer reposo para retomar al día siguiente sus actividades.

Los ovocitos extraídos se someten a un proceso de congelamiento ultra rápido a -196?C,- que evitan la formación de cristales de hielo, que de existir los dañarían durante su posterior descongelamiento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario