Información Gral

"La tía no puede desligarse del crimen", advirtió la madre de la niña asesinada

La madre de Sheila Ayala, la niña de diez años que fue asesinada en el distrito bonaerense de San Miguel, planteó ayer la posibilidad de que el crimen se haya producido por los "celos" que provocaba la niña en sus tíos.

Martes 23 de Octubre de 2018

La madre de Sheila Ayala, la niña de diez años que fue asesinada en el distrito bonaerense de San Miguel, planteó ayer la posibilidad de que el crimen se haya producido por los "celos" que provocaba la niña en sus tíos.

Leonela Ayala, tía de la nena y detenida junto a su esposo por el crimen, le tenía "celos" a la nena porque siempre llegaba a la casa de su padre "con ropas nuevas y cosas que ella capaz que no podía darle a su propia hija", según Yanina, madre de la víctima.

Yanina aseguró que no cree en el testimonio de Leonela Ayala ante el fiscal del caso, en el que sostuvo que no estuvo presente en el momento en el que supuestamente su esposo, Fabián González Rojas, mataba a la nena.

"Ella estuvo en todo momento con su marido. La tía no se puede desligar del crimen", expresó la madre en diálogo con la prensa.

También consideró que la mujer detenida es una "cínica", por haber salido en la televisión, junto a su marido, como acongojada por la desaparición de la niña.

"Si hay un Dios justo, la van a pagar", expresó Yanina, mientras que también pidió que investiguen a la actual pareja del padre de Yanina, ya que dijo que pudo haber "cómplices" en el brutal crimen de su hija. Además, Yamila calificó de "mala" la actuación de la policía, sobre todo por la tardanza en encontrar el cuerpo de su hija, cuando llevaba varios días muerta.

"Tenían un perro para encontrarla viva, pero también tendrían que tener alguno para encontrar una persona muerta", opinó.

Sheila desapareció el pasado 14 de septiembre en el barrio Trujui y su cuerpo fue encontrado recién el jueves último, en un sector en el que se arrojan residuos del predio tomado en el que vivía con su padre.Por el hecho fueron detenidos Leonela Ayala, de 25 años y hermana del padre de la niña, y su esposo, Fabián González Rojas, de 24, quienes en una primera declaración ante la policía sostuvieron que "se habían pasado de alcohol" antes de cometer el asesinato.

No obstante, mientras González se negó a declarar ante el fiscal del caso, Gonzalo Carracedo, Ayala, quien dio luz el viernes a su cuarto hijo, pidió hacerlo desde el hospital en el que se encuentra internada y aseguró que no estuvo presente en el momento en el que su esposo habría matado a la nena.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});