Información Gral

La tarde que encontró la llave maestra de Diego

Hay una anécdota en la historia de la carrera de Sergio Gendler que lo pinta de cuerpo entero.

Viernes 14 de Junio de 2019

Hay una anécdota en la historia de la carrera de Sergio Gendler que lo pinta de cuerpo entero. Sergio era un estudiante de periodismo la lejana tarde en la que estaba en la puerta del vestuario de la vieja Bombonera en la época en la que Diego Maradona jugaba en Boca cuando un incidente con una gran avalancha arrancó de sus manos del padre a Giannina, la hija menor del Diez, a quien Gendler rescató del tumulto y protegió hasta que consiguió llegar nuevamente al vestuario local con la pequeña de la mano. "No me voy a olvidar nunca de esto que hiciste por mí. Te debo una, pibe", le dijo Diego ante el asombro de Gendler, en una tarde de emociones fuertes. Unos meses más tarde, Gendler necesitaba una entrevista para presentar a un trabajo en un medio de Buenos Aires y se animó: llamó a Diego, le recordó quién era y le pidiò el favor que le debía. El Diez no lo dudó, le dio la entrevista en su casa y pagó su pequeña gran deuda de gratitud. El final estaba cantado. Aquel flaquito de rulos rubios cayó a la prueba laboral y tiró el ancho de espadas en la primera mano: la nota con Diego le abrió las puertas a una extensa y generosa carrera en el periodismo deportivo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});