Información Gral

La pericias oficiales complicaron la situación de El Pepo

Los resultados forman parte del informe oficial de la causa a cargo de la fiscal de Dolores Verónica Raggio.

Sábado 17 de Agosto de 2019

El cantante cumbiero Rubén Darío El Pepo Castiñeiras quedó más complicado en la causa por la muerte de dos integrantes de su banda por el vuelco de su camioneta en la ruta 63, luego de que un informe oficial de las pericias arrojara que el cantante manejaba en exceso de velocidad y bajo los efectos del alcohol y cocaína.

Los resultados de las pericias accidentológicas se conocieron ayer y determinaron que en el momento del vuelco, la Honda CRV del Pepo iba a 139 km/h, cuando la máxima en ese tramo de la ruta 63 es de 110 km/h. Pero como a esa altura de la ruta aquél 20 de julio a las 2 de la madrugada había niebla, el límite era de 60.

En tanto, el informe toxicológico arrojó que Castiñeiras, de 43 años, tenía 0,5 gramos de alcohol en sangre en el momento de la extracción y que había consumido cocaína antes del siniestro.

Los resultados forman parte del informe oficial de la causa a cargo de la fiscal de Dolores Verónica Raggio, en la que Castiñeiras está imputado por "doble homicidio culposo agravado y lesiones graves culposas". En el vuelco murieron el asistente de la banda Ignacio Abosaleh (30) y el trompetista Nicolás Carabajal (30). La corista Romina Candia (28) iba sentada en el asiento del acompañante y resultó herida.

El análisis de sangre determinó que la cantidad de alcohol en la sangre era de 0,5 gramos por litro en la muestra. Justo en el límite de lo permitido para conducir. Pero como la extracción se realizó unas cinco horas después del siniestro, creen que El Pepo tenía todavía más alcohol en su cuerpo. Todavía resta realizar una progresión para calcular la cantidad.

La pericia de alcoholemia y drogas estuvo en el centro de la polémica desde el primer momento. Los problemas comenzaron cuando la Policía llegó al lugar del hecho, porque no había un alcoholímetro para poder saber si había consumido o no. Por eso, la fiscal Raggio pidió una muestra de sangre compulsiva. Pero como El Pepo se negó a hacerla, fue necesaria una orden judicial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario