Información Gral

La Masacre de losPalotinos es recordadacon actos y una misa

El 4 de julio de 1976 un grupo de tareas de la dictadura asesinó a cinco sacerdotes y seminaristas en la Parroquia San Patricio, en Buenos Aires.

Viernes 05 de Julio de 2019

Con diversos actos y celebraciones se recordó ayer la denominada Masacre de San Patricio, cuando cinco sacerdotes y seminaristas palotinos fueron asesinados en 1976 por un grupo de tareas en la iglesia ubicada del barrio porteño de Belgrano.

Con el lema "Juntos vivieron, juntos murieron", en la parroquia -ubicada en Echeverría al 3900, en el barrio Berlgrano R- se celebró ayer una misa para homenajear a los cinco religiosos asesinados por sicarios de la dictadura cívico militar.

En tanto, mañana, a las 16, se realizará otro acto para recordarlos en la Casa por la Identidad, ubicada en el Espacio de la Memoria, en la ex Esma, donde hablarán la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; la integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Taty Almeida; el ex fiscal Aníbal Ibarra y el ex secretario de Culto Guillermo Olivieri.

El 4 de julio de 1976, los curas Alfredo Leaden, Pedro Dufau y Alfredo José Kelly, y los aspirantes Salvador Barbeito Doval y Emilio José Barletti fueron asesinados a tiros por un grupo de tareas al servicio de la represión ilegal, que los ejecutó en la casa parroquial que habitaban.

Los religiosos fueron víctimas del crimen más grave padecido por integrantes de la Iglesia católica en el país, y que aún permanece impune.

Los asesinos actuaron en una "zona liberada" por la policía y en las paredes y pisos se encontraron leyendas que decían: "Así vengamos a nuestros compañeros de Coordinación Federal" (por la bomba que mató a 23 policías el 2 de julio de 1976), y "Esto les pasa por envenenar la mente de la juventud". Sobre el cuerpo de Barbeito Doval, los atacantes depositaron un dibujo de Quino, en el que Mafalda sostenía el bastón de un policía y se preguntaba si se trataba del "palito para abollar ideologías". En 2005, ocho años antes de ascender al trono papal, el entonces arzobispo porteño, Jorge Bergoglio, autorizó la apertura de un proceso de canonización de los cinco curas "mártires", que se encuentra en desarrollo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario