Información Gral

La cifra de muertos por el colapso del puente de Génova llega al menos a 39

Son las víctimas fatales confirmadas por las autoridades, pero hay 16 heridos y nueve de ellos están graves. Evacúan el barrio debajo del puente.

Jueves 16 de Agosto de 2018

La cifra de muertos por el derrumbe de un puente anteayer en la ciudad de Génova, en el norte de Italia, subió ayer a al menos 39, mientras miembros del gobierno responsabilizaron a los gestores privados de la autopista por el accidente.

El primer ministro, Giuseppe Conte, dio la cifra oficial de 39 víctimas fatales tras una reunión de gabinete de emergencia en esa ciudad portuaria, en la que se declaró el estado de emergencia por 12 meses y se decidió un desembolso de cinco millones de euros (5,7 millones de dólares) para asistencia.

Conte dijo que experimentó "el día más largo y difícil como primer ministro", y confirmó 16 heridos, incluyendo nueve en estado grave. La Prefectura de Génova también había informado de 39 muertos, entre ellos tres menores de ocho, 12 y 13 años.

Más temprano, el fiscal Francesco Cozzi había dicho a la emisora estatal RAI que los muertos eran 42. "Hasta el momento sabemos de 42 (muertos), incluyendo tres niños", dijo, y añadió que la cifra de víctimas mortales es provisional.

"Se estima que la cifra seguirá aumentando", dijo el presidente de la región Giovanni Toti tras visitar a los heridos en un hospital junto con Conte. Los trabajos de rescate continúan.

Un tramo de unos 100 metros de largo del conocido como puente Morandi, una estructura colgante, colapsó durante una fuerte tormenta a mediodía del martes. El puente forma parte de la autopista de cuatro carriles A10, conocida como autopista del Fiore, una importante vía de conexión entre el sur de Francia, el Piamonte y Lombardía.

Los testigos informaron que poco antes del derrumbe un rayo impactó en el puente. Pero el fiscal Cozzi dejó entrever en conversación con RaiNews24 que los investigadores creen que se trata de una falla humana. "En este punto, hablar de una desgracia cuando se trata de un puente que es obra del ser humano, en la que se ha descuidado el mantenimiento, me parece muy osado", dijo Cozzi.

Unas 632 personas recibieron la orden de desalojar las casas cercanas al derrumbe debido a que partes del puente podrían colapsar sobre ellas, informaron las autoridades, que advirtieron sobre la posibilidad de que las viviendas sean destruidas.

El Papa Francisco rindió ayer homenaje a las víctimas en la Plaza San Pedro del Vaticano ante 20 mil personas. Además, Toti confirmó que el gobierno nacional declarará un duelo nacional, aunque no detalló cuándo ni cuánto durará.

Entre los fallecidos figuran cuatro franceses, tres chilenos, dos rumanos, dos albaneses y un peruano, confirmaron autoridades. Los chilenos fallecidos son una pareja y un amigo de ellos que vivían hace cuatro décadas en Italia. Los cuerpos fueron reconocidos por familiares.

El amigo del matrimonio, de 68 años, era originario de la ciudad de Quillota, 130 kilómetros al noroeste de Santiago, y según su hija tenía programado regresar a Chile el 15 de septiembre para quedarse en forma definitiva en el país, según dijo en declaraciones al Canal 13 de Chile.

El peruano que figura entre las víctimas fue identificado por el Consulado de ese país como un hombre de 26 años que vivía en la región italiana de Toscana. Italia es uno de los mayores puntos de emigración de peruanos.

El Ministerio de Asuntos Exteriores francés dijo que está en contacto con las autoridades italianas para averiguar si hay más compatriotas fallecidos en el siniestro. La cancillería rumana confirmó que dos ciudadanos de ese país están entre las víctimas.

El ministro de Transporte e Infraestructuras, Danilo Toninelli, anunció "medidas legales contra los gestores de la autopista Autostrade per l'Italia para retirarles la licencia e imponerles una multa de hasta 150 millones de euros", según dijo en Facebook.

Toninelli pidió asimismo la dimisión de la gerencia de esta empresa privada. También el líder del partido Movimiento Cinco Estrellas y vicepresidente, Luigi Di Maio, responsabilizó a la empresa de la tragedia. El ministro del Interior, Matteo Salvini, habló de una retirada de la licencia. "Es lo mínimo que se puede esperar", dijo.

Salvini señaló también como responsable a la Unión Europea (UE), al considerar que las disposiciones desde Bruselas para contener el déficit presupuestario socavan la seguridad del país. El dinero a invertir en seguridad no debería incluirse en las "estrictas normas que nos dicta Europa", dijo ayer el político euroescéptico en declaraciones a la prensa.

"Cada vez más hay que pedir permiso para gastar dinero", añadió Salvini, quien considera que "no debería depender de ello la seguridad en las carreteras, en el trabajo o en las escuelas".

La Comisión Europea rechazó las declaraciones e indicó que el Ejecutivo europeo aprobó en abril "un plan de inversión para las autopistas italianas que da luz verde a cerca de 8.500 millones de euros en inversiones, incluida la región de Génova", indicó un portavoz en Bruselas.

El viaducto Polcevera fue inaugurado en 1967 en el oeste de la ciudad portuaria y pasaba por encima de una vía de tren, así como por un área industrial. Tiene una longitud de 1.182 metros y "en el momento del derrumbe se estaban realizando labores", según la empresa gestora.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario