Información Gral

La cantidad de personas que sufren demencia se triplicará en 30 años

El anuncio fue hecho por la Organización Mundial de Salud, que aconseja llevar un estilo de vida saludable para prevenir enfermedades mentales.

Miércoles 15 de Mayo de 2019

La cantidad de personas con demencia se triplicará para 2050, estimaron ayer especialistas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que presentaron nuevas recomendaciones para reducir los riesgos de padecerla, entre estas, "asesorar a los cuidadores para que preserven su propio bienestar".

"Las personas pueden reducir su riesgo de demencia haciendo ejercicio regularmente, no fumando, evitando el consumo nocivo de alcohol, controlando su peso, comiendo una dieta sana y manteniendo niveles saludables de presión arterial, colesterol y azúcar en la sangre", establecen las pautas, que se conocieron ayer.

El organismo internacional destacó que esas pautas "son útiles para los proveedores de salud y los gobiernos, ya que pueden guiarlos en el desarrollo de políticas y programas que fomenten estilos de vida saludables".

"En los próximos 30 años se espera que la cantidad de personas con demencia se triplique", adelantó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, y convocó a "hacer todo lo posible para reducir los riesgos".

El funcionario aseguró que la evidencia científica que se reunió para elaborar las nuevas directrices, que corresponden a 80 países, "confirma lo que sospechamos desde hace algún tiempo: que lo que es bueno para nuestro corazón, también lo es para nuestro cerebro".Por su parte la directora del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS, Dévora Kestel, apuntó que "un elemento esencial de todo plan nacional de demencia es el apoyo a los cuidadores".

"Los cuidadores de personas con demencia son muy a menudo miembros de la familia, que necesitan ajustar considerablemente su vida familiar y profesional para atender a sus seres queridos", explicó. Kestel comentó que la OMS creó para esos casos el programa de capacitación en línea "iSupport", que asesora a los cuidadores sobre "la gestión general de la atención, los cambios en el comportamiento y el cuidado de la propia salud".

Otras de las acciones que propone la OMS para reducir los riesgos de padecer demencia "son fortalecer los sistemas de información, diagnóstico, tratamiento y atención, así como las áreas de investigación e innovación".

La demencia es una enfermedad caracterizada por el deterioro en la función cognitiva más allá del envejecimiento normal. Afecta la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio.

"La demencia es el resultado de una variedad de enfermedades y lesiones que afectan el cerebro como el Alzheimer o un derrame cerebral, y en la actualidad es padecida por unas 50 millones de personas en el mundo", completó la OMS. Quien quiera salvar su cerebro, hará bien en cuidar el resto de su cuerpo con ejercicio y hábitos de vida sanos en lugar de tragar píldoras de vitaminas, aconseja una nueva guía para la prevención de la demencia. Alrededor de 50 millones de personas padecen algún tipo de demencia, de los cuales el más común es el mal de Alzheimer, según el informe publicado ayer por la Organización Mundial de la Salud. Aunque la edad es el principal factor de riesgo, "la demencia no es una consecuencia natural o inevitable del envejecimiento", dice el documento.

Muchas condiciones de salud y conductas alteran las probabilidades de contraerla, y la investigación indica que un tercio de los casos son evitables, dijo María Carrillo, científica jefe de la Asociación Alzheimer, que ha publicado consejos similares.

"Puesto que la demencia es incurable en la actualidad y tantas terapias experimentales han fallado, el enfoque preventivo puede darnos mayores beneficios en el corto plazo", dijo Carrillo.

Buena parte de los consejos de la OMS responden al sentido común y repiten lo dicho por el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de Estados Unidos.

Esto incluye hacer ejercicios; tratar los trastornos tales como la diabetes, la hipertensión y el colesterol alto; llevar una vida social activa y evitar o reducir hábitos dañinos como fumar, comer en exceso o beber demasiado alcohol. "Hay escasas pruebas de que estos hábitos ayuden a conservar la capacidad de pensar, pero sabe que favorecen la salud en general", dijo la OMS.

"Comer bien, y posiblemente seguir una dieta de tipo Mediterráneo, puede ayudar a prevenir la demencia", dice el documento. Al mismo tiempo, se pronuncia enérgicamente en contra de las píldoras de vitamina B o E, el aceite de pez o los complejos multivitamínicos promovidos para la salud del cerebro porque las investigaciones demuestran que no funcionan.

"En la actualidad no existen pruebas de que estos suplementos reduzcan el riesgo del deterioro cognitivo y la demencia. En realidad, sabemos que en dosis altas pueden ser dañinos", dijo la doctora Neerja Chowdhary, de la OMS.

"La gente debería buscar estos nutrientes en los alimentos... no en los suplementos", acotó Carrillo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario