Información Gral

La boxeadora Marzo murió de un paro mientras dormía

La deportista, de 23 años, sufrió convulsiones ayer a la madrugada, en su casa de Villa María. Fue auxiliada por su madre, pero no llegó al hospital.

Lunes 31 de Diciembre de 2018

La boxeadora cordobesa Yazmín Marzo murió ayer a la madrugada de un paro cardíaco en la ciudad cordobesa de Villa María, donde vivía.

Ya era de madrugada cuando Claudia, su mamá, escuchó unos ruidos extraños. Se acercó hasta la cama y comprobó que era Yazmín, su hija, de apenas 23 años y quien tenía convulsiones. La subió a un auto para llevarla hasta el Hospital Regional Pasteur. Rezaba. Pero, a mitad de camino, el corazón de la chica no resistió más. Así, de repente, la vida de Yazmín Marzo, campeona provincial y nacional amateur y una de las grandes promesas del boxeo argentino, se había terminado, publica la web del diario Clarín.

En su paso por el kung fu y el kick boxing se ganó el apodo de "El Huracán". Pero ese vendaval siempre la peleó desde atrás contra las drogas, una adicción contra la que siempre estuvo en desventaja. Y fue por eso que a mediados de 2016, luego de unos años repartiendo entrenamientos y tiempo entre Córdoba y Buenos Aires, decidió volver a Villa María, para estar cerca de su familia, de sus amigos, para curarse. Y no es sólo una manera de decir: asumiendo que tenía un problema, buscó ayuda terapéutica.

Mientras seguía las recomendaciones de los médicos, la sedujo la idea de calzarse los guantes y subirse al ring. De pronto, sin haberlo pensado antes, el boxeo se convirtió en parte de su vida. Una parte muy importante. En abril de este año, de hecho, participó en el Campeonato Nacional Femenino, en Alta Gracia, donde se consagró campeona en la categoría hasta 69 kilos. Y el 17 de agosto se coronó campeona provincial (el cinturón estaba vacante), en el Club Unión, tras derrotar en fallo unánime a la cordobesa Alexia Gigena.

Sin embargo, su verdadera pelea continuaba lejos de las entrevistas, de los flashes, de los reconocimientos. Sufría recaídas, días en los que tenía la guardia baja. "A Yazmín la recibimos después de su pedido de auxilio e hizo un cambio extraordinario, empezó a boxear, a dar clases y a estudiar. Estábamos felices con lo que estaba viviendo. Pero hay personas que parece están curadas y nunca lo están de manera definitiva", contó el doctor Julio Tabárez, la cabeza del taller al que asistía Yaz, cuando la noticia de su muerte recién se conocía. Y agregó: "Ante cada recaída teníamos que volver a empezar. Sabemos que es así. Esto no se cura con un antibiótico como si fuera una neumonía".

La fiscal Juliana Companys caratuló la causa de Yazmín como "muerte de etiología dudosa". Además, ordenó la autopsia del cuerpo de Marzo. En Villa María a todos les duele. Saben que se trató de una sobredosis. Y que la vida de Yazmín se terminó mucho antes de lo que debía.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});