Información Gral

La autopsia reveló que Sheila murió estrangulada y que no fue violada

"Surco de ahorcadura" compatible con un "estrangulamiento con una sábana", dice el estudio. Los tíos de la nena detenidos serán indagados

Sábado 20 de Octubre de 2018

víctima. De 10 años, Sheila estuvo desaparecida desde el domingo.

La autopsia practicada al cuerpo de Sheila Ayala reveló que la nena de 10 años que estuvo desaparecida desde el último domingo en el partido bonaerense de San Miguel, fue estrangulada con un lazo. El estudio forense no detectó en el cadáver signos de violación sexual.

Los investigadores trabajaban estos días con la sospecha de que el tío de víctima que se encuentra detenido, Fabián Ezequiel González Rojas, de 24 años y de nacionalidad paraguaya, habría querido abusar de la menor y que la nena se habría resistido. Eso explicaría ciertos rasguños detectados en el cuerpo del acusado.

En tanto, ayer por la tarde, la otra detenida por el crimen, Leonela Ayala, la joven de 25 años, tía de Sheila y pareja de González Rojas, dio a luz a un hijo varón tras ser internada en el hospital público del partido bonaerense de Malvinas Argentinas.

Estaba previsto que los detenidos declaren hoy ante el fiscal Marcelo Carracedo pero en principio, debido a la internación de la mujer, solo lo haría González Rojas. Leonela Ayala podría comparecer el lunes o martes.

El dato fundamental de la autopsia confirmó lo indicado en un primer momento por el médico de la Superintendencia de Policía Científica, que informó a los investigadores que Sheila presentaba en el cuello un "surco de ahorcadura" compatible con un "estrangulamiento con una sábana".

Los voceros también señalaron que la data de muerte es de cuatro a seis días.

El estudio forense se practicó en la morgue del Hospital Carrillo de la localidad de Ciudadela, donde se corroboró que el cuerpo presentaba un surco de ahorcadura de tres centímetros de ancho "con calco de la trama", ahorcamiento que se sustenta con el dato de que en el examen interno se observó una "equimosis paratraqueal que se condice con el mecanismo de compresión del cuello".

El informe preliminar aclara, además, que el cuerpo de Sheila "no presenta otras lesiones traumáticas en la superficie corporal".╠

El cadáver tenía, además, "fracturas no vitales de los arcos costales anteriores derecho e izquierdo".

Además de la autopsia, ayer los peritos extrajeron muestras de diferentes partes del cuerpo para la obtención de estudios complementarios de vísceras, tejidos y toxicológicos.

Sheila, que era buscada desde el domingo pasado, apareció muerta este jueves dentro de una bolsa en medio de la basura que había en una medianera lindera al predio en el que vive el padre.

Si bien no se pudo establecer la fecha exacta de la muerte, los investigadores sospechan que el asesinato habría ocurrido el mismo domingo, según lo calculado por el estado en el que se encontraba el cuerpo y la alta temperatura de los días posteriores a la desaparición.

Leonela Ayala, hermana del padre de la víctima, y su pareja González Rojas son, desde el jueves a la tarde, los únicos detenidos por el crimen.

Ayer se conoció también que González Rojas tiene antecedentes penales por los delitos de robo agravado, en poblado y en banda en una causa que data del año 2013 y que tramita en el Juzgado de Garantías Nº2 del partido bonaerense de San Martín.

También se conoció que estuvo vinculado en un caso de abuso sexual que no alcanzó a ser judicializado.

Según trascendió, la pareja habría dicho ante la Policía que consumieron drogas y alcohol y que no sabían cómo habían cometido el crimen.

Al hombre, según fuentes policiales, se le detectaron rasguños en sus brazos, por lo que se sospecha que Sheila se podría haber defendido de un ataque sexual que no alcanzó a consumarse.

Ambos habrían confesado su autoría a pesar de que durante los días de la desaparición de la niña se mostraron con rostros de preocupación ante los familiares, vecinos y medios de comunicación.

Fueron reporteados por los distintos movileros de medios de comunicación y hasta concurrieron a estudios de televisión para pedir por la aparición de Sheila.

Leonela Ayala dijo en una nota: "De parte de nosotros no tenemos ajuste con nadie, no tenemos ningún problema con la Justicia. Ni yo ni mi hermano. Aparte mi hermano no va a secuestrar a su hija".

Además de intentar desligarse, la mujer acusó a su ex cuñada, la madre de Sheila, de estar involucrada con la venta de drogas y también señaló a una tía materna de la nena como la persona que se la podía haber llevado. Y hasta llegó a expresar: "Yo la quiero conmigo acá a ella, la cuidamos como yo cuido a mis hijos".

Durante esa nota con el canal Telefé Noticias, la joven se largó a llorar y en ese momento su pareja le sacó los auriculares y cortó la nota.

El fiscal general de San Martín, Marcelo Lapargo, aseguró que los nuevos elementos y la indagatoria a los detenidos permitirá establecer la calificación del hecho y descartar su relación con una venganza narco como trascendió en algún momento.

"Aparentemente la madre tendría alguna vinculación con la venta de droga al menudeo en ese barrio, pero no de algo que generaría que una banda de secuestradores tome venganza por algo que hizo", señaló.Y concluyó: "Todo indica que los acusados van a seguir detenidos en prisión preventiva".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});