Información Gral

Jubilados españoles se movilizan para exigir pensiones dignas

Desafiando la nieve y la lluvia, los abuelos marcharon en todo el país. El gobierno propone una suba de apenas un 0,25% para este año

Domingo 18 de Marzo de 2018

Miles de jubilados volvieron a salir ayer a la calle en ciudades de toda España, en el marco de una movilización sin precedentes, para reivindicar unas pensiones dignas que se correspondan con el costo de la vida en la nación ibérica. En Madrid, pese a la nieve y la intensa lluvia, una multitudinaria marcha recorrió el centro de la capital española por la mañana hasta la plaza que se extiende ante el Museo Reina Sofía, donde los turistas fotografiaban sorprendidos a los pensionistas con sus pancartas. Miles de personas participaron en la movilización, en la que se escucharon lemas como "Sí se puede", "Ni la lluvia ni el viento paran el movimiento" o "Más pensiones y menos ladrones", esta última en alusión a la corrupción. Por la tarde, los pensionistas volvieron a salir a la calle en la capital española, con una marcha desde la Puerta del Sol hasta la plaza de Neptuno.

   La escena se repitió a lo largo del día en ciudades de todo el país. En Barcelona, capital de Cataluña, unos 30.000 pensionistas salieron a la calle, según datos de la Guardia Urbana. La mecha que prendió el descontento entre los jubilados españoles fue la suba de un 0,25% en las pensiones por quinto año consecutivo, una proporción que se traduce en entre dos y seis euros y que los beneficiarios consideran ridícula. "Es una vergüenza, estamos indignadas", aseguró en medio de la protesta de Madrid un grupo de mujeres de entre 66 y 75 años. "El costo de la vida ha subido muchísimo y mi pensión, solo un euro y medio", destacaba una de ellas. "Con nuestra edad, además de los gastos habituales tenemos que pagar también muchos medicamentos, eso no hay que olvidarlo", insistía a su lado una compañera. "Cada año vamos perdiendo poder adquisitivo. Las pensiones deberían ajustarse a la suba de los precios de productos básicos como el gas, la electricidad, el teléfono o la comida", aseguraba, por otro lado, Luis Gutiérrez, un pensionista de 68 años.

   Ante la presión de las protestas de los últimos días, especialmente de la celebrada el 22 de febrero ante el Congreso de los Diputados, el gobierno del conservador Mariano Rajoy convocó para el miércoles pasado una sesión especial sobre pensiones en la Cámara baja. Allí, el jefe del Ejecutivo prometió incluir una partida para subir las pensiones mínimas y de viudez en los presupuestos generales del Estado para este año, cuya aprobación está en el aire. Los sindicatos destacaron que la presencia de miles "de trabajadores y pensionistas en las calles tiene que tener una lectura por parte del gobierno" y advirtieron de un posible "estallido social" si se mantienen las medidas que se impusieron en materia de pensiones durante la crisis económica que golpeó a España a partir de 2008. Esta no es la primera vez que los jubilados españoles salen a la calle en las últimas semanas. Especialmente relevante fue la marcha del 22 de febrero, que en Madrid llegó hasta las puertas del Congreso de los Diputados, algo que en los últimos años no logró ninguna otra movilización.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario