Información Gral

Italia: rescatan a tres niños de los escombros causados por el sismo en Ischia

El terremoto dejó dos muertos y 39 heridos en la isla ubicada frente a Nápoles. Pasquale, Mattias y Ciro se salvaron

Miércoles 23 de Agosto de 2017

Los bomberos consiguieron salvar ayer a tres niños que habían quedado atrapados bajo los escombros de su casa tras el terremoto que se produjo en la noche del lunes en la isla turística italiana de Ischia y que dejó dos muertos y 39 heridos.

El sismo de 4,0 en la escala de Richter se produjo poco antes de las 21 horas del lunes en la isla ubicada a unos 55 kilómetros de la ciudad de Nápoles. La población de 64.000 habitantes suele duplicarse durante el verano en la isla, destino habitual de la canciller alemana Angela Merkel durante las vacaciones de Pascua.

El rescate de los tres niños logró alegrar los ánimos de los bomberos pese a la tragedia. Pasquale, de siete meses, pudo ser sacado de entre los escombros siete horas después del terremoto. El cuerpo de bomberos (Vigili del Fuoco) habló de un "milagro" al tiempo que publicaba fotos y videos sobre el operativo. Antes, los padres de los menores habían sido también rescatados.

Su hermano Mattias, de siete años, pudo ser salvado a las 10,30 de ayer y finalmente unas tres horas más tarde los equipos de rescate consiguieron sacar a Ciro, de 11 años.

Un oficial de policía, Andrea Gentile, relató a los medios que Ciro salvó a Mattias empujándolo bajo una cama y alertó a los equipos de rescate de su presencia revolviendo los escombros a su alrededor con un palo de escoba.

Las autoridades confirmaron que una mujer murió al caer parte de una iglesia, y se cree que otra sufrió la misma suerte al quedar atrapada en la misma casa en la que vivían los niños con su familia en el municipio de Casamicciola.

"Italia está unida en el dolor por las víctimas y en solidaridad. Estamos junto a aquellos comprometidos en las labores de rescate", escribió el primer ministro Paolo Gentiloni en Twitter.

Un médico local señaló que hay 39 heridos, uno en estado grave que fue trasladado por aire a Nápoles. Otros 15 continúan hospitalizados.

El sismo fue "realmente fuerte y aterrador", dijo a dpa la concejal Donatella Migliaccio.

Unas 2.600 personas necesitaron asistencia, de acuerdo con la agencia de Protección Civil. Los residentes pasaron la noche en una cancha de fútbol a oscuras por un corte de luz y con escenas de pánico. Ayer las calles estaban llenas de vehículos de turistas que hacían fila para abordar los ferries y volver a casa.

"Hay un efecto de paranoia que no entiendo, pero está aquí, sólo Dios sabe cuánta gente abandonó la isla desde esta mañana", dijo Migliaccio.

Los esfuerzos iniciales de rescate se vieron dificultados por la falta de recursos. Durante la noche las autoridades enviaron más ayuda, entre otros un barco especial desde Nápoles, perros entrenados y unidades especiales de búsqueda.

El INGV estimó inicialmente el sismo como menos grave, de 3,6 y un epicentro a 10 kilómetros de profundidad, lo que generó sorpresa por cómo un movimiento relativamente suave podía causar tanto caos.

Egidio Grasso, director de una asociación regional de geólogos, dijo que factores geológicos pudieron amplificar el efecto destructivo. A ello se suma la mala calidad de las construcciones, "edificadas sin ninguna medida antisísmica".

Los alcaldes de la isla insistieron en que las construcciones sin licencia en la isla no empeoraron los daños, ya que la mayoría de los edificios que colapsaron eran estructuras antiguas en una zona limitada del distrito de Casamicciola.

Ischia, una isla cuyo origen volcánico la hace más vulnerable a los terremotos, tiene fama internacional desde el siglo XIX por sus aguas termales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario