Información Gral

Irán: fue azotado por haber bebido alcohol cuando tenía 14 años

Este tipo de sentencias es común en el país islámico, que también aplica amputaciones y ceguera.

Sábado 14 de Julio de 2018

Un hombre en Irán ha sido azotado públicamente 80 veces, una década después de haber sido declarado culpable de consumir alcohol en una boda cuando tenía alrededor de 14 años. Amnistía Internacional ha condenado el castigo como "horrible", después de que los medios locales publicaron una foto que muestra al joven atado a un árbol mientras un hombre enmascarado le azotaba la espalda, mientras una multitud observaba desde la distancia. Esta institución denunció en enero pasado una verdadera ola de azotes y amputaciones por parte de las autoridades judiciales islámicas de Irán, país de régimen teocrático musulmán.

   En el caso del hombre azotado, la víctima fue identificada solo como M.R. Fue azotado 80 veces en la Plaza Niazmand en la ciudad de Kashmar, en la provincia nororiental de Razavi Khorasan. Según el fiscal de Kashmar, M.R. había consumido alcohol durante una boda hace más de una década, cuando una discusión provocó una pelea que resultó en la muerte de un joven de 17 años. Amnistía dijo que aún no está claro por qué la sentencia se llevó a cabo mucho tiempo después. M.R. nació en el año iraní de 1370 (marzo de 1991 a marzo de 1992), lo que significa que tendría 14 o 15 años en el momento del supuesto consumo de alcohol.

   Pero este es sólo el último caso de una Justicia de rasgos medievales, la del régimen clerical islámico de Irán. También se han conocido en recientemente condenas de prisión y azotes para una joven que osó quitarse en público el pañuelo de la cabeza y el caso de una chica, también azotada por mostrarse bailando en Instagram.

   En enero pasado, Amnistía condenó el "uso persistente por Irán de penas crueles e inhumanas, como flagelaciones, amputaciones y ceguera forzada", durante el pasado año pone de manifiesto un sentido de la justicia absolutamente brutal. Cada año se flagela en Irán a cientos de personas, a veces en público. En enero, el caso de flagelación reportado por Amnistía Internacional fue el de un periodista que recibió 40 azotes en Najaf Abad, provincia de Isfahán, el 5 de enero, después de que un tribunal lo declarase culpable de "informar de forma inexacta del número de motocicletas confiscadas" por la policía en la ciudad. Como se observa, no es sólo el desconocer el moralismo anticuado del régimen merce la pena de los azotes.

   "El generalizado uso por las autoridades durante 2016 de los castigos corporales, como la flagelación, la amputación y la ceguera, pone de relieve lo inhumano de un sistema de justicia que legaliza la brutalidad. Estos castigos crueles e inhumanos son una escandalosa agresión a la dignidad humana y violan la prohibición internacional absoluta de la tortura y otros malos tratos", afirmó Randa Habib, directora de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de Africa.

   La legislación iraní prevé más de 100 "delitos" punibles con flagelación, que abarcan un amplio abanico de actos: desde el robo, la agresión, el vandalismo, la difamación y el fraude hasta actos que no deberían estar penalizados, como el adulterio, las relaciones íntimas entre hombres y mujeres no casados, la "infracción de la moral pública" y las relaciones sexuales consentidas entre personas del mismo sexo.

   Muchas de las personas que han sufrido flagelación en Irán son detenidos por actividades pacíficas, como comer en público durante el Ramadán, tener relaciones fuera del matrimonio y asistir a fiestas mixtas, actividades protegidas por el derecho a la libertad de creencias, religión, expresión y asociación y que nunca deberían estar penalizadas, sostiene Amnistía.

   Como firmante del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, Irán tiene la obligación de prohibir la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. Sin embargo, la legislación iraní sigue permitiendo castigos corporales prohibidos internacionalmente, como la amputación, la lapidación y la flagelación, en base a su moral islámica.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});