Información Gral

Investigan a la aerolínea mexicana por el accidente ocurrido en Cuba

La empresa mexicana Aerolíneas Damojh, que hace vuelos charter para eventos, equipos de fútbol y paquetes turísticos, ya había tenido problemas.

Lunes 21 de Mayo de 2018

Antes del accidente de Cuba, para muchas personas Aerolíneas Damojh era apenas conocida. La empresa mexicana, fundada en 1990, renta aviones y hace vuelos charter para eventos, equipos de fútbol y paquetes turísticos. Ahora se sabe que ya había tenido problemas.

La aeronave que se estrelló el viernes poco después de despegar de La Habana y causó 110 muertes era un Boeing 373-201 muy antiguo: casi 40 años. Había sido rentado por Cubana de Aviación para prestarle servicios con mantenimiento y tripulación incluidos.

Tras el accidente algunas voces revelaron supuestos déficits de la empresa, también conocida como Global Air, en su expediente de navegación aérea. Y medios mexicanos mencionaron varios percances que obligaron a evacuar pasajeros mucho antes de esta tragedia.

"Nosotros hemos pasado las revisiones. Todos los años se realizan", dijo sin embargo a dpa Andrés Cortés, un empleado de la aerolínea, en el teléfono al que los familiares pueden llamar para pedir información en Ciudad de México.

Todavía no se sabe cuál fue la causa del accidente. Las autoridades aeronáuticas mexicanas habían hecho la última revisión del programa de mantenimiento de la empresa hace seis meses, en noviembre, y el sábado anunciaron que se hará una nueva auditoría.

"Por lo regular los accidentes de aviación no suceden por un solo fallo o error (eso está considerado en la aviación), siempre suceden por una cadena de errores, fallos o violaciones", dijo en su cuenta de Facebook Ovidio Martínez López, un piloto cubano que trabajó por más de 40 años en Cubana de Aviación y reveló uno de los percances.

"En una ocasión se perdieron arriba de Santa Clara y esto ocasionó que los inspectores de Seguridad Aeronáutica de Cubana los chequearan en ruta, lo que dio por resultado que suspendieran de vuelo a un copiloto y a un capitán por problemas y desconocimientos técnicos graves", escribió el piloto.

En México el ex piloto Hernández, que dijo haber trabajado de 2005 a 2013 para la aerolínea, contó que siempre había temido que pudiera ocurrir un accidente de este tipo. "Se los dije. Les dije que un día pasaría una tragedia con esos aviones", fue su reacción después de enterarse de lo ocurrido en Cuba.

En 2010 Global Air sufrió dos desperfectos en México en los que los pasajeros tuvieron que ser evacuados y sus operaciones fueron suspendidas durante un mes "por irregularidades graves en su programa de mantenimiento", según el diario mexicano Reforma.

Hernández dijo que le tocó sufrir fallos en aviones de Global Air en vuelos internacionales, entre ellos uno en el que trasladaba desde Paraguay al equipo de fútbol Cruz Azul. Denunció problemas con los radares y las turbinas, falta de repuestos, vuelos con sobrepeso.

Poco después de despegar del Aeropuerto de La Habana, el avión hizo un brusco movimiento lateral, rápidamente perdió altura y se desplomó sobre un campo cultivado de yuca.

"Cuando gira se lleva con el ala los cables de luz que hay aquí al frente, se los lleva todos y fue cuando cayó en picada", dijo a la web Cubadebate Rocío Martínez, que fue una de las primeras personas en llegar al lugar del accidente.

El sábado fue encontrada una de las dos cajas negras del avión, la que registra las conversaciones, y se busca la que graba los datos del vuelo.

Expertos de Cuba, México y de Boeing trabajan en las investigaciones. El ministro de Transporte de Cuba, Adel Yzquierdo, informó que el gobierno cubano accedió a una petición de Boeing para que sus técnicos viajaran a la isla y ayuden en las investigaciones.

En los últimos meses la estatal Cubana de Aviación ha tenido que dejar en sus hangares varios de sus aviones por problemas técnicos, la mayoría de fabricación ucraniana, y rentar a otras empresas para poder cubrir sus rutas.

El gobierno cubano aseguró que el embargo estadounidense le impide adquirir aviones y piezas norteamericanas, por lo que muchas veces tiene que hacer estos contratos.

El avión que se estrelló en Cuba había partido apenas el 14 de mayo desde el aeropuerto mexicano de Toluca a La Habana después de trabajos de mantenimiento y contaba con "toda la documentación" necesaria para volar, de acuerdo con el ministro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});