Información Gral

Indagan al intendente de Paraná como imputado en una causa por narcotráfico

El radical macrista Sergio Varisco será interrogado hoy en el Juzgado Federal de Paraná, en el marco de una investigación con alcances insospechados.

Lunes 04 de Junio de 2018

El intendente radical macrista de Paraná, Sergio Varisco, será indagado hoy por la Justicia Federal de esa ciudad en el marco de una causa en la que está acusado de narcotráfico, entre otros dirigentes de Entre Ríos.

"La narcocriminalidad requiere de su inserción institucional para progresar y aspira a copar los primeros niveles de gobierno, como el municipal". La frase de Leandro Ríos, juez federal de Paraná, tenía el tono de un ensayo académico. Pero era parte de los fundamentos de una orden de allanamiento que llevaba su firma el 8 de mayo pasado y que tenía como imputado al intendente de Paraná, Sergio Varisco, que esta mañana será indagado. El dirigente radical, alineado con Cambiemos, pasaba a ser uno de los protagonistas de una causa por tráfico de drogas, en la que se unían dos universos: la política y el narcotráfico. En Paraná, como en otras ciudades del país, crecen las sospechas por el clientelismo político ejercido desde grupos narco, publican la página web Contexto y la del diario La Nación.

El viejo esquema del puntero político que vende sus influencias en el barrio a la hora de hacer campaña cambió hace más de una década. En muchas zonas el narco ocupa esos roles y tiene un dominio más nítido sobre la base del dinero que genera y el temor que irradia.

Cuatro días antes de librar una orden de allanamiento al domicilio de Varisco y a la Municipalidad, entre otros sitios, el juez Ríos obtuvo datos reveladores en dos cuadernos que fueron secuestrados en la casa de Daniel Celis, preso por tráfico de drogas desde 2016 en la Unidad Penitenciaria Número 1. "Tavi", como lo conocen en barrio Antártida, manejaba los hilos del Movimiento Vecinal Oeste en Paraná y, desde 2013, trabajaba para ese sector del radicalismo paranaense.

En el quincho de su casa, donde fue detenida Luciana Lemos, la pareja de "Tavi", la Policía Federal incautó 3,4 kilos de cocaína. En el cuaderno más pequeño que la mujer guardaba en una mochila negra figuraban datos que dieron vuelta la causa. Figuraban los nombres de Varisco, de su secretaria de Seguridad, Griselda Bordeira, y del concejal Pablo Hernández, también de Cambiemos. Al lado de cada nombre estaba escrita una cantidad de cocaína y de dinero que debía pagar.

"Las anotaciones son compatibles con la probable adquisición de cocaína en cantidades significativas por parte de Varisco, Bordeira y Hernández, atento a que la organización vendía el kilo de cocaína a entre 150 mil pesos y 160 mil pesos. Varisco y Bordeira adquirieron dos kilos de cocaína, y Hernández uno", señala el juez Ríos.

El descubrimiento del cuaderno con esas anotaciones le dio al juez otra visión de esta trama. Y provocó un tembladeral político en Entre Ríos. Varisco se aprestaba a lanzar su precandidatura a gobernador, tras llegar a la intendencia en 2015, cuando le ganó a la ex jefa comunal Blanca Osuna por 21.515 votos. Varisco, hijo de Humberto, dos veces intendente en Paraná, corría con una ventaja: en la boleta figuraba el candidato presidencial Mauricio Macri y el postulante al Senado Alfredo De Angeli, el mentor de "los piquetes blancos" y de su famosa frase "van a pagar el kilo de lomo a 80 pesos", durante el conflicto con la Sociedad Rural y las otras patronales del campo. Ahora sus ambiciones políticas volaron por los aires, según admitieron a La Nación dirigentes radicales.

La primera en tomar distancia fue Josefina Etienot, la viceintendenta que proviene del Pro. Dijo que el caso es de suma gravedad institucional. "No es una contravención; estamos hablando de una asociación por narcotráfico, por lo que es muy difícil la situación de la gobernabilidad", apuntó.

Varisco tenía un acuerdo político con Celis, a través de una organización con llegada a los barrios que dominaba el narco: el Movimiento Vecinal Oeste. Aunque la relación entre ambos se remonta a 2011, ese pacto se fortaleció de cara a las elecciones de 2015. En su libro "Cenizas del narco", el periodista Daniel Enz señala que "Tavi" se acercó a Varisco a través del actual concejal Hernández. Varisco competía por la intendencia con Osuna, dirigente peronista que en ese momento era cercana a Cristina Kirchner. "Celis se cruzaba en determinados barrios -aunque algo a lo lejos, para que no hubiera encontronazos- con gente de «Petaco» Barrientos y con el mismo jefe narco o con Osvaldo «Pacha» Palacios, quienes acompañaban a Osuna en sus caminatas", advierte Enz. Los presuntos vínculos con el narcotráfico eran transversales.

Uno de los casos más profundos que rozó al ex gobernador Sergio Urribarri fue la detención de su chofer Marcelo Acosta, condenado el 10 de mayo pasado a seis años de prisión, tras ser detenido cuando transportaba 20 kilos de cocaína desde Misiones. Formaba parte, según la investigación, de una banda llamada "Los Lagartos", que proveía estupefacientes a bandas de Rosario, como "Los Monos".

Relaciones peligrosas

El esquema de funcionamiento de la política y su relación con el narcotráfico es lo que se aborda en el expediente número 961/2016. "Quedó plasmado una peligrosa relación entre las actividades político electorales y el negocio ilícito del tráfico de estupefacientes", dice la causa, luego de que Varisco sellara un pacto con Celis, procesado por narcotráfico el 3 de julio de 2016.

La afirmación del juez Ríos se basa en el cuaderno encontrado en la casa de la mujer del narco, donde además se secuestraron 3,4 kilos de cocaína. Allí figura la anotación con fecha 28 de abril de 2018 de un viaje para abastecerse de cocaína y se "hace alusión a los 40.000 pesos que le entregaron a Lemos en una reunión que mantuvo en la Municipalidad de Paraná". A estos apuntes se suman una escucha telefónica y mensajes de WhatsApp obtenidos por la Policía Federal, tras allanar la celda de "Tavi" en la Unidad Penal Número 1 de Paraná.

En estas escuchas, en su mayoría conversaciones entre Celis y su pareja, queda probado el acuerdo que Varisco tenía con el dirigente narco. Pero en las anotaciones, según el expediente, esa relación fue más amplia e incluyó el involucramiento del intendente, funcionarios y concejales del municipio en la comercialización de cocaína.

Estas sospechas se traslucen en las conversaciones y mensajes de Celis desde la cárcel, con su teléfono Samsung que le secuestran el 6 de septiembre de 2017. Un día antes, el narco le hace saber al concejal Hernández "su fastidio" por "la falta de ayuda" del intendente. Lo presiona con que va a dar una entrevista a un canal porteño para contar toda esta trama. Esa amenaza parece funcionar. Su pareja le escribe desde la Municipalidad.

"El 5 de septiembre de 2017 se pudo corroborar que Celis y el intendente habían llegado a un acuerdo económico por 50.000 pesos por mes", dice el escrito judicial. "Por fin una buena. Arreglé con el intendente", le escribe por mensaje de texto Lemos a su pareja, que está en prisión. Tras los allanamientos, y el secuestro de cocaína y los cuadernos y escuchas telefónicas, el juez llamó a indagatoria a Varisco, a quien un sector de la oposición le pidió la renuncia.

paraná. La sede de la Municipalidad local fue allanada por la Policía Federal el 8 de mayo último, en esta causa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario