ARA San Juan

Hubo una "anomalía hidroacústica" después de la última llamada

La Armada reveló ayer que la pista fue detectada en el mar a unas 30 millas náuticas al norte de la última posición reportada por el submarino

Jueves 23 de Noviembre de 2017

Tres horas después de la última comunicación que el submarino ARA "San Juan" mantuvo con la Base Naval Mar del Plata el miércoles de la semana pasada, una "anomalía hidroacústica", fue detectada en el mar unas 30 millas náuticas (unos 55,5 kilómetros) al norte de la posición reportada por la nave, se informó oficialmente anoche.

Según informó el vocero de la Armada, capitán Enrique Balbi, el nuevo "indicio" que surgió en medio del operativo de búsqueda fue confirmado ayer por los Estados Unidos.

"Se detectó una anomalía hidroacústica que hoy se supo que fue (ocurrió) el miércoles por la mañana, a 30 millas al norte y coincide con el último posicionamiento del submarino", indicó Balbi.

El vocero indicó que tras la confirmación de ese "ruido", se decidió enviar a la zona unidades de superficie que tenían previsto arribar al punto exacto aproximadamente a medianoche, al cierre de esta edición

Balbi comentó que la zona en la que se detectó esa anomalía sonora ya fue rastrillada sin resultados positivos, pero no obstante se decidió volver al lugar para "corroborar".

Según explicó, el "ruido" del que ayer se tuvo la confirmación "está centrado a las 11:00 de la mañana de la derrota del submarino a unas 30 millas al norte de la última posición en la línea de navegación yendo a Mar del Plata".

Consultado sobre si pudo tratarse de un estallido, prefirió no hacer ninguna conjetura: "No tengo la información que haya sido una explosión".

"Manejamos todas las hipótesis, no hacemos conjeturas, pero mantenemos todos los escenarios", informó. Nada se sabe del ARA "San Juan" con 44 tripulantes a bordo al cumplirse una semana de su último contacto con tierra, plazo en que según los expertos la capacidad de oxígeno de la embarcación alcanza niveles críticos, pese a que en su búsqueda se ha desplegado un operativo de rescate que según el gobierno argentino y algunos expertos es inédito en la historia marítima mundial, con la participación de potencias militares como Estados Unidos, Gran Bretaña y con Rusia a punto de sumarse.

El ARA "San Juan" desapareció hace siete días cuando navegaba desde Ushuaia, en el extremo austral del país, hacia su base en el puerto de Mar del Plata, 400 kilómetros al sureste de Buenos Aires. La Armada y los expertos dijeron que el oxígeno duraría entre siete y diez días si el submarino sumergido está intacto. El capitán Galeazzi admitió que las autoridades desconocen si el submarino salió a la superficie para reabastecerse de oxígeno y recargar sus baterías.

El submarino diésel eléctrico clase TR-1700 de fabricación alemana debía llegar el lunes a su base en Mar del Plata.

"He dado la orden para ayudar a Argentina con la misión de búsqueda y rescate de su submarino desaparecido", escribió Trump en su cuenta de Twitter. El mandatario advirtió que "no queda mucho tiempo". "Que Dios esté con ellos y con la gente de Argentina", agregó.

Por su parte, Rusia se sumará al operativo con un buque oceanográfico de alta complejidad, como anunció el presidente Vladimir Putin a su homólogo argentino Mauricio Macri en una conversación telefónica que mantuvieron más temprano, confirmó la cancillería argentina en un comunicado.

El amplio operativo internacional de búsqueda del submarino ARA "San Juan" ingresó ayer en una "etapa crítica", ante la falta de indicios concretos sobre la suerte corrida, la incertidumbre por las reservas de oxígeno, y el regreso del mal tiempo pronosticado para los próximos días.

Ayer la Armada Argentina informó temprano que no dio resultado el rastrillaje que se realizó en un área determinada en la que se habían detectado bengalas.

En su primer contacto del día con la prensa, Balbi dijo que luego de que el buque británico Protector divisara alrededor de las 19:00 del martes tres bengalas, dos de color blanco y una roja, "se desplegaron tres unidades de superficie en el área", que patrullaron durante la noche y la madrugada una zona situada a 200 millas de la costa de la península de Valdés, sin obtener resultados.

Por el lugar también volaron un avión estadounidense y otro brasileño, un P3 especialmente acondicionado para el rastrillaje submarino, y por el momento "no se halló ningún rastro" y tampoco se tuvo "ningún contacto", indicó Balbi.

Además, el vocero descartó versiones que indicaban que una de las naves que participa del operativo hubiese encontrado un objeto metálico sobre el lecho marino.

La Armada confirmó que en las últimas horas se ingresó en una "etapa crítica" de la búsqueda, ya que a partir de ayer la nave habría alcanzado el límite de oxígeno en caso de que haya permanecido sumergida durante todos estos días, aunque se aclaró que no se sabe si el submarino emergió en algún momento. La búsqueda realizada por decenas de buques y aeronaves de 13 países se intensificó ayer gracias a las buenas condiciones meteorológicas, opuestas a las que se registraron hasta el lunes último, con vientos intensos y olas que superaban los seis metros de altura.

La Armada informó en un comunicado que se preveía para ayer por la tarde, que el Skandi Patagonia de la empresa Total, que traslada a bordo el equipamiento de rescate de la Armada de Estados Unidos (US Navy) y personal coordinador de la Armada Argentina, se acercara al área de operaciones.

En tanto, desde la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia, el buque Sophie Siem de la empresa Enap Sipetrol se adaptaba y alistaba para embarcar más material de rescate de la US Navy.

A su vez, desde este martes por la noche, el ministro de Salud de Chubut, Ignacio Hernández, dispuso un protocolo de emergencia en el hospital de Comodoro Rivadavia, en caso de que localicen al submarino ARA "San Juan" y puedan trasladar a los 44 tripulantes a ese centro asistencial.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario