Información Gral

Hijos Córdoba escrachó al genocida Olivieri, que paseaba por Oliva

La organización Hijos Córdoba escrachó este fin de semana al genocida José Filiberto Olivieri, ex agente del Comando Radioeléctrico de la Policía de Córdoba condenado a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad, quien había sido filmado cuando caminaba libremente por el centro de Oliva, su ciudad natal.

Martes 29 de Mayo de 2018

La organización Hijos Córdoba escrachó este fin de semana al genocida José Filiberto Olivieri, ex agente del Comando Radioeléctrico de la Policía de Córdoba condenado a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad, quien había sido filmado cuando caminaba libremente por el centro de Oliva, su ciudad natal.

La agrupación, junto a otros organismos de derechos humanos, fue hasta la casa donde el represor cumple prisión domiciliaria desde 2012 para reclamar que la justicia de Córdoba "revoque este privilegio" y envíe al genocida a la cárcel común, publica la web del diario Página 12.

Los organismos de derechos humanos cordobeses realizaron un breve acto repudiando la violación a la prisión preventiva de Olivieri al ritmo del tradicional "a donde vayan los iremos a buscar".

"El pueblo de Oliva no olvida a sus desaparecidos, no perdona ni se reconcilia", destacaron desde el micrófono luego de que los vecinos captaran imágenes del genocida paseando por el barrio.

"Olivieri ya ha violado en dos ocasiones la domiciliaria, el 10 de junio de 2017 y el 8 de marzo de 2018, en ambas ocasiones fue filmado, fotografiado y denunciado ante la Justicia Federal por vecinos de la localidad", advirtieron desde Hijos.

Olivieri fue condenado el 26 marzo de 2012, junto a los policías Pedro Nolasco Bustos y Jorge Vicente Worona, a prisión perpetua por "privación ilegítima de la libertad agravada, homicidio calificado por alevosía y por pluralidad de partícipes" cometidos contra Ana María Villanueva, Carlos Delfín Oliva y Jorge Manuel Diez, militantes de la Juventud Universitaria Peronista (JUP) asesinados el 2 de junio de 1976 por el Comando Radioeléctrico de la Policía de Córdoba, el cual Olivieri integraba.

"No nos callamos más, ante las peores violencias cometidas por Olivieri, ante las reiteradas violaciones a la prisión domiciliaria, ante un asesino del Estado caminado libremente, exigimos cárcel común, perpetua y efectiva", subrayaron los participantes del escrache.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario