Información Gral

Hallaron 389 kilos de cocaína en la embajada rusa en Buenos Aires

Las "narcovalijas" iban a ser enviadas a Moscú por vía diplomática, pero un operativo conjunto desbarató a una banda y detuvo a cinco miembros.

Viernes 23 de Febrero de 2018

Los gobiernos de Argentina y Rusia desbarataron una banda que intentó traficar casi 400 kilogramos de cocaína en maletas diplomáticas a través de la embajada rusa en Buenos Aires, en un operativo de 14 meses que dejó cinco detenidos y un prófugo.

Dos personas fueron arrestadas en nuestro país, otras tres en Rusia y una sexta persona había sido detenida anteriormente. Mientras tanto, el presunto líder de la organización narco, identificado como "Señor K", se encontraría prófugo en Alemania, donde es buscado por Interpol tras recibir una orden de captura internacional, precisó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien dio detalles del operativo.

La droga fue valuada en unos 50 millones de euros, equivalentes a unos 61 millones de dólares.

"Hemos desmantelado una organización internacional de tráfico de cocaína entre la Argentina, Rusia y Alemania. Fue posible gracias al trabajo conjunto con el Ministerio del Interior ruso, la embajada de Rusia en Argentina y el Servicio Federal de Seguridad ruso", manifestó Bullrich.

El policía argentino apresado es Iván Blizniouk, de 35 años, quien hizo parte de su carrera en la Prefectura Naval e ingresó a la Policía Metropolitana de ciudad de Buenos Aires en 2013. De origen ruso pero nacionalizado argentino, el efectivo, acusado de participar en la logística del tráfico, fue capturado antenoche en el aeropuerto de Ezeiza al arribar procedente de Rusia.

El operativo denominado "12 Reinas" constó de escuchas telefónicas, seguimientos, tareas de inteligencia y un acuerdo de confidencialidad que permitió mantener en secreto el proceso.

Todo comenzó más de un año atrás. El embajador ruso en Argentina, Viktor Koronelli, alertó el 13 de diciembre de 2016 a Bullrich sobre "la sospecha de que en un anexo de la embajada rusa, que es territorio ruso, había droga", según explicó la ministra.

Se alertó a la Justicia y a las fuerzas de seguridad, que comprobaron que en 12 maletas había 360 paquetes con 389 kilogramos de cocaína. Bullrich precisó que en horas de la madrugada "se hizo una operación de sustitución de esa cocaína por 389 kilos de harina y se colocó a cada valija (maleta) un dispositivo de seguimiento" para generar una "operación de entrega vigilada".

"Tenían que llegar a Rusia, que era el destino de esa droga", para desbaratar la organización, agregó la ministra en una conferencia.

Luego de varios intentos frustrados, las maletas con el cargamento falso viajaron en diciembre pasado a Moscú "en un avión del servicio federal de seguridad ruso, que fue el eslabón que permitió que esto terminase llegando allá", declaró Bullrich.

Por ser equipaje diplomático, no fue sometido al control de las autoridades aeroportuarias.

Las maletas fueron enviadas en el marco, o bajo el pretexto, de la mudanza de una autoridad diplomática rusa que se jubiló tiempo atrás y que también terminó siendo arrestada.

Se trata de Aly Abyanov, quien facilitó el ingreso de las maletas con cocaína al edificio anexo de la embajada. Abyanov trabajó como administrador económico de la embajada hasta julio de 2016 y aprovechó ese tiempo para ingresar la droga a la sede diplomática.

Al arribar a Moscú, las valijas fueron resguardadas en el Ministerio del Interior ruso mientras se aguardaba que se presentaran los integrantes de la banda a retirar la carga.

El Ministerio de Seguridad argentino envió un equipo especial de tres gendarmes para monitorear la entrega vigilada.

En Rusia se detuvo a dos personas mientras fueron a retirar las maletas: Ishtimir Khudzhmov y Vladimir Kalmykov. Y también fue arrestado allí el propio Abyanob.

En tanto, en Buenos Aires, además del efectivo de la Policía Metropolitana, el mismo miércoles a la noche fue detenido otro ciudadano de origen ruso que habría tenido a su cargo el armado de las maletas con la cocaína y la logística. Alexander Chikalo fue encontrado en el barrio porteño de Saavedra. Tanto él como el efectivo Blizniouk serán indagados por el juez federal Julián Ercolini.

El supuesto líder de la banda, el "Señor K" tendría base en la ciudad alemana de Hamburgo, donde es rastreado por las fuerzas de seguridad locales, precisó Bullrich.

"Estamos orgullosos como argentinos, como gobierno, de haber logrado una de las operaciones más importantes, más complejas y sofisticadas en este mundo donde la narcocriminalidad siempre tiene contactos", destacó la ministra.

Bullrich informó que actualmente se está estudiando la procedencia de la cocaína, que estaba embalada en paquetes con "una estrella" y "es de altísima calidad". "Podría ser de Colombia o Perú", estimó.

La funcionaria no pudo precisar en tanto el destino que tenía la droga, si era para ser comercializada en Rusia para el consumo interno o el próximo Mundial de fútbol, o ser distribuida en Alemania.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario