Información Gral

Hallan a una familia entre las víctimas del derrumbe

Los cuerpos de una pareja y su hija de nueve años fueron encontrados anteanoche en el interior de su auto, aplastado por toneladas de escombros.

Lunes 20 de Agosto de 2018

El número de muertos por el derrumbe de un puente en una autopista en la ciudad italiana de Génova (noroeste) subió a 43, indicaron este domingo los servicios de rescate al día siguiente de los funerales de Estado por las víctimas de esta catástrofe.

Los bomberos confirmaron que hallaron tres cuerpos, probablemente de una pareja de Turín y su hija de nueve años, en los restos de su automóvil aplastado bajo toneladas de cemento.

El hallazgo de estos tres cuerpos significa que ya no hay desaparecidos a cinco días del colapso de una porción de unos 250 metros de este viaducto en una autopista de este importante puerto italiano que conecta, entre otras partes, con la frontera con Francia.

Los socorristas dijeron que continuarán las búsquedas de eventuales víctimas que no han sido reportadas como desaparecidas.

"Los cuerpos de los tres últimos desaparecidos fueron hallados durante la noche", indicaron los bomberos este domingo en la mañana en la red social Twitter.

El sábado falleció un herido rumano y hallaron el cuerpo de un obrero de unos 30 años, lo que había elevado el último balance de esta catástrofe a 40 muertos confirmados.

Italia se unió el sábado para rendir homenaje a las víctimas en un funeral de Estado en Génova, que fue boicoteado por la mitad de las familias que acusaron a las autoridades del país de ser responsables del drama.

Entre la conmoción e indignación, el gobierno atacó a la empresa que gestiona el sistema de autopistas italianas, Autostrade per lItalia, a la familia Benetton que controla ese grupo, a la dejadez de los gobiernos precedentes y a la Unión Europea.

El viernes, el Ministerio de Infraestructura dirigió una carta oficial a la empresa Autostrade con miras a revocarle la concesión del puente, y dieron a la firma 15 días para responder.

En una conferencia de prensa el sábado en Génova, los dirigentes de Autostrade no quisieron dar su opinión a esta decisión del gobierno pero prometieron "500 millones de euros disponibles desde el lunes" para ayudar a la ciudad y a las víctimas.

El viceprimer ministro italiano Luigi Di Maio dejó en claro que el gobierno no aceptará la "limosna" de la empresa de autopistas. Reclamó compensaciones "creíbles" por parte de Autostrade, empresa controlada en un 30 por ciento por la familia Benetton a través del grupo Atlantia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario