Información Gral

Hallan los cuerpos de las dos israelíes en la casa del hijo de una de ellas

El hombre quedó imputado por los delitos de homicidio simple y homicidio agravado por el vínculo.

Domingo 27 de Enero de 2019

Las hermanas israelíes Pyrhia Sarusi y Lily Pereg fueron halladas muertas en la casa de Nicolás Gil Pereg, el hijo y sobrino de ambas, en la ciudad mendocina de Guaymallén. El hombre había sido detenido el viernes, y quedó imputado por los delitos de homicidio simple y homicidio agravado por el vínculo.

La fiscal Claudia Ríos ordenó allanar _por cuarta vez_ la extensa propiedad de Gil Pereg en Guaymallén, luego de que en las últimas horas se conocieran los resultados de los análisis a las muestras de sangre encontradas en la vivienda, que fueron cotejadas con restos recolectados de un cepillo de dientes que se secuestró en el departamento que alquilaron las turistas.

Los cadáveres fueron encontrados enterrados y cubiertos de piedras en el fondo de la vivienda, un terreno amplio del barrio Buena Nueva de Guaymallén. La necropsia determinará las causas de la muerte y la fecha. También es materia de investigación si el imputado habría actuado solo o con un cómplice. El caso comenzó a trascender el pasado miércoles 16, cuando los familiares de las hermanas fallecidas iniciaron una cruzada en las redes sociales para encontrarlas. Las turistas habían llegado de vacaciones. Arribaron a Mendoza hace dos semanas, el viernes 11. Pero desde entonces nadie supo más nada de ellas, a excepción de una persona: el hijo de una de ellas, Nicolás Gil Pereg. Originalmente Guilad Sarussi, Gil Pereg, es ingeniero electrónico y ex militar, y está radicado en Argentina desde fines de 2007. Ingresó al país con su apellido paterno. Prefirió no usar el materno como había hecho hasta ese momento. El hombre, de 36 años, fue quien radicó la denuncia por la desaparición de sus parientes. Dijo ante la Justicia que compartió junto a su madre y a su tía toda la jornada del sábado 12. Según su testimonio, estuvo con ellas en su casa y la última vez que las vio fue en horas de la noche, cuando las acompañó a tomar un colectivo que las llevaría hasta el departamento que alquilaban, en el centro de la capital provincial. Continuando su relato, aseguró que quedaron en encontrarse al día siguiente, a las 10:30. Lo mismo repitió ante la prensa, mostrándose siempre ofuscado por la inseguridad del barrio, contando que fue asaltado en muchas ocasiones y hasta lanzando posibles teorías por la desaparición: "Alguien, que puede haber venido de Israel, fue detrás de ellas para hacerles daño. O puede ser alguien que me odia acá, en la provincia, le hizo daño a ellas para vengarse de mí".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});