Información Gral

Guatemala: no habría sobrevivientes y los muertos serían al menos 267

Los rescatistas, rodeados de montañas de cenizas aún muy calientes, no ven chances de hallar a nadie con vida. "Nadie va a poder sacarlos de allí".

Jueves 07 de Junio de 2018

Guatemala ha sufrido una catástrofe de gran magnitud por la erupción del volcán Fuego ocurrida el domingo. Las autoridades reanudaron cautelosamente las operaciones de rescate en pueblos y aldeas devastadas por la erupción, que dejó al menos 75 muertos y por lo menos 192 desaparecidos, mientras se agota el tiempo para hallar posibles sobrevivientes.

Miles de personas desplazadas por la erupción han buscado refugio en albergues. Muchas de ellas tienen seres queridos muertos o desaparecidos y enfrentan un futuro incierto, incapaces de regresar a las casas destruidas por la masa de cenizas, barrio, lava y piedras que cayó desde el coloso.

Los bomberos dicen que la posibilidad de encontrar a alguien vivo en el terreno todavía humeante era ayer prácticamente inexistente, 72 horas después de la explosión volcánica del domingo. Las gruesas capas de cenizas grises que cubren la región fueron adema"s endurecidas por la lluvia, lo que hace aún más difícil cavar a través del barro, las rocas y los escombros que llegan a los tejados de las casas. "Nadie va a poder sacarlos o decir cuántos están enterrados aquí", lamentó Efraín Suárez, de pie entre los agujeros humeantes que salpican lo que era hasta el domingo el pueblo de San Miguel Los Lotes, en las faldas de la montaña volcánica. "Los cuerpos ya están carbonizados", señaló el conductor del camión de 59 años. "Y si entra maquinaria pesada, serán destrozados".

Los rescatistas hundían varillas de metal en el terreno para liberar el humo, una indicación de que la temperatura, tanto en la superficie como bajo ella se mantiene alta. Lo que alguna vez fue un vergel se ha convertido en un paisaje lunar cubierto de ceniza. Después de recorrer la zona con drones la policía logró llegar a una casa enterrada en ceniza en medio de una granja donde se presume podría haber personas adentro. "Estamos analizando el terreno", dijo el portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), David De León.

Las autoridades advirtieron que la lluvia aumenta la posibilidad de que se produzcan flujos de fango, material volcánico y otros desechos. El alerta roja permanece vigente para los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango, informó la Conred.

Otro portavoz de Conred, Juan Sánchez, dijo que pasadas las 72 horas desde la erupción del domingo hay muy pocas posibilidades de encontrar a alguien con vida. Al menos 192 personas permanecen desaparecidas y se espera que la cifra de muertos aumente. Si se suman los 75 muertos confirmados hasta ayer, es fácil concluir que los fallecidos sumarán mínimamente 267.

La última víctima fatal registrada es Concepción Hernández, un habitante de El Rodeo que había sido ingresado el domingo al hospital con quemaduras de tercer grado en más de la mitad del cuerpo, informó el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social. Antes de ser trasladado, el hombre cubierto de cenizas dialogó el domingo con reporteros rodeado de cuatro cadáveres. "No aguanto más", dijo con la boca cubierta con un barbijo. El video se hizo viral y el pobre anciano fue visto en el mundo entero. Ayer murió por las quemaduras que había sufrido.

Al menos 1,7 millón de personas se han visto afectadas en las zonas aledañas al volcán, ubicado a 44 kilómetros al oeste de Ciudad de Guatemala. Unas 12.000 debieron ser evacuadas de las cuales más de 3.300 se encuentran alojadas en albergues. Recelosos de las autoridades que les dieron poco tiempo para evacuar el domingo, cuando el martes se anunciaron nuevas erupciones los residentes de la región se apresuraron a abandonar el lugar. El tráfico colapsó las carreteras y quienes no tenían vehículo caminaban incluso desde el centro de Escuintla, que no había recibido orden de evacuar.

El domingo, luego de una tremenda explosión, una columna de humo se alzó de la montaña y el material volcánico caliente descendió masivamente por su ladera sur, provocando pánico y órdenes de evacuación para media docena de aldeas y el cierre de una autopista nacional. Ayer el volcán Fuego mantenía su actividad intermitente, aunque de ninguna manera al nivel del domingo.Rescatistas y periodistas se apresuraron a abandonar la zona mientras los altavoces repetían "Evacúe!". En la población de Magnolia, los residentes huían ante la orden, cargando bultos e incluso perros en los brazos.

penoso. Pobladores intentan reconocer un cuerpo en el pueblo de El Rodeo. Las cenizas taparon todo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario