Información Gral

Francisco designa obispo de La Plata a un estrecho colaborador

Víctor Fernández, ex rector de la UCA y coautor de textos fundamentales del pontificado de Bergoglio, sustituye al polémico Héctor Aguer.

Domingo 03 de Junio de 2018

El papa Francisco designó a uno de sus más cercanos colaboradores, el ex rector de la Universidad Católica Argentina (UCA), monseñor Víctor Manuel "Tucho" Fernández, como nuevo arzobispo de La Plata, en reemplazo del renunciado Héctor Aguer. Fernández es un teólogo que ha colaborado con el Papa en la redacción de textos fundamentales de su pontificado. En contraste Aguer era un obispo en constante conflicto con la sociedad platense por sus declaraciones irritativas y anacrónicas.

Fernández, un teólogo de extrema confianza del pontífice, nacido el 18 de junio de 1962, asumirá en la arquidiócesis de la capital bonaerense luego de que Francisco aceptara la renuncia presentada por Aguer el pasado 24 de mayo tras 18 años al frente, informó un comunicado de la Santa Sede.

Fernández, autor de numerosos libros y publicaciones y cultor del perfil bajo, fue rector de la UCA desde 2009, cuando había sido designado a instancias del entonces arzobispo porteño Jorge Bergoglio, hasta abril pasado.

Fernández, que había sido nombrado arzobispo de Tiburnia por el papa en mayo de 2013, es uno de los pilares intelectuales sobre los que se ha basado Bergoglio para la escritura de diversos documentos pontificios, como las exhortaciones de 2013 Evangelii gaudium; la de 2016 Amoris Laetitia y la de 2018, Gaudete et exsultate.

"Tucho" fue, además, fiel seguidor del entonces cardenal Jorge Bergoglio cuando en 2007 el ahora pontífice presidió la comisión redactora del documento de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano en Aparecida, Brasil, que los expertos definen como el "inicio conceptual" de su pontificado, iniciado en 2013.

El nuevo arzobispo platense, miembro de la Comisión de Fe y Cultura de la Conferencia Episcopal Argentina, es licenciado en Teología con especialización bíblica por la Pontificia Universidad Gregoriana, de Roma, en 1988, y doctor en Teología por la Facultad de Teología de la UCA, en 1990.

A fines de 2016, Francisco había designado a Fernández consultor de la Congregación para la Educación Católica del Vaticano, el organismo que tiene bajo su órbita "todas las Universidades, Facultades, Institutos y Escuelas Superiores de estudios eclesiásticos o civiles que dependen de personas físicas o morales eclesiásticas, así como también, sobre las Instituciones y Asociaciones con finalidades científicas".

Aguer, renunció a fines del mes pasado al llegar al límite de los 75 años y puso fin de este modo a un período marcado por las polémicas y su alto perfil. El ex arzobispo era sin sudas una figura irritativa, que gustaba hacer declaraciones explosivas y contrarias a los gustos y valores de la sociedad contemporánea. Su sucesor será, sin dudas, mucho más hábil a la hora de pronunciarse públicamente y de captar el espíritu de la época.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario