Información Gral

"Esto es el final trágico de una escalada delictiva"

Jueves 13 de Febrero de 2020

Fabián Améndola, uno de los abogado de la familia de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado en Villa Gesell, consideró ayer que el crimen "no fue un hecho aislado", sino "el final trágico" de una "escalada delictiva", por lo que pretende que eso sea evaluado por el juez al momento de dictar las prisiones preventivas de los rugbiers acusados.

"Entendemos que este hecho no es un hecho aislado sino el final de una escalada de hechos similares que, si bien no han terminado en tragedia, han dejado otras víctimas en el camino. Queremos llevar esa información a la causa para que sea evaluada", expresó el letrado Fabián Améndola, quien junto a Fernando Burlando representan a la familia de la víctima como particular damnificada.

"No es una casualidad ni una mala jugada del destino sino una escalada delictiva que tiene un final trágico", agregó el abogado, tras lo cual consideró que eso "va de la mano con el desprecio total por la vida que tienen los imputados".

Sobre la acusación realizada por la fiscal de Villa Gesell, Verónica Zamboni, contra los rugbiers y la posición a adoptar esta mañana en la audiencia que las partes tendrán con el juez de Garantías del caso, Améndola dijo que "la descripción y la calificación de los hechos puede mutar" pero que ahora lo importante es que el magistrado "tenga los elementos necesarios" para resolver.

"Nosotros venimos sosteniendo, a diferencia de la fiscalía, que los diez rugbiers tuvieron participación en la autoría funcional. Para nosotros son todos coautores independientemente del rol que han tenido dentro de la consumación de hecho", concluyó.

En tanto, los ocho rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell serán trasladados esta mañana a los tribunales de esa ciudad balnearia a bordo de un colectivo custodiado por dos patrullas, que partirá a primera hora desde la Penitenciaría 6 de Dolores, informaron ayer fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB). El traslado está previsto para las 6 y se realizará a bordo de un ómnibus especialmente preparado para el traslado de detenidos, que estará apoyado por dos móviles de la Dirección de Operaciones Especiales (DOE) del SPB. El transporte partirá desde el penal hacia los tribunales gesellinos, lo que implicará un traslado de unos 200 kilómetros que demandará un poco más de dos horas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario