Información Gral

"Este es un gobierno sin principios", dijo el obispo Aguer sobre el aborto

"El presidente creo que ni sabe hacerse bien la señal de la cruz y ahora sale con estas cosas", criticó el titular de la arquidiócesis de La Plata

Domingo 25 de Febrero de 2018

El arzobispo de La Plata y uno de los obispos más conocidos del país, monseñor Héctor Aguer, cuestionó ayer al gobierno nacional por habilitar en el Congreso el debate por la despenalización del aborto y criticó personalmente al presidente Mauricio Macri de quien dijo creer que ni siquiera "sabe hacerse bien la señal de la cruz".

El prelado señaló que la instalación mediática del tema del aborto "podría ser una cortina de humo para tapar" otras cuestiones de la realidad nacional y expresó: "Hay una serie de contradicciones en el caso del presidente (Mauricio Macri), un hombre que fue formado en el colegio Newman y en la UCA, que yo creo que ni sabe hacerse bien la señal de la cruz, y ahora sale con estas cosas", dijo el arzobispo en declaraciones a radio Mitre.

En ese marco, Aguer sostuvo que el de Cambiemos "es un gobierno sin principios de orden moral y natural".

En tanto, ante una consulta, sostuvo que la instalación del tema "podría ser una cortina de humo", aunque señaló no contar "con datos para afirmarlo", pero agregó: "en esta gimnasia democrática poco seria, todo es posible".

Aguer sobre el aborto VIDEO

El debate por el aborto desembarcó con fuerza esta semana en el Parlamento, después de muchos años de resistencia, luego de que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, les indicara a los jefes parlamentarios de Cambiemos que el Gobierno "no va a obstaculizar" la discusión del tema.

Los dichos de Aguer representan una de las posturas más conservadoras dentro del Episcopado, pero alejada del pensamiento de su actual conducción que encabeza el obispo de San Isidro, Oscar Ojea, cercano al Papa Francisco.

El viernes, la comisión ejecutiva del Episcopado se pronunció públicamente de manera más moderada con un comunicado en el que, si bien reiteró la postura histórica de la Iglesia en favor de la vida, reclamó una discusión "integral" del tema así como un "diálogo sincero y profundo, sin descalificaciones, violencia o agresión", de cara al debate en el Congreso.

Por su parte, Aguer ayer indicó que le "llama la atención que algunos periodistas digan que la Iglesia es la única que se opone, cuando hay evidencias científicas que dicen que desde el momento de la concepción hay vida humana".

"Lo que me llama la atención de este proyecto es que se despenalizaría el aborto a partir de las 14 semanas. Yo me pregunto, ¿por qué no después? ¿antes qué es eso, un bicho? ¿se convierte en humano repentinamente a las 14 semanas?", se preguntó Aguer.

Por último, afirmó que no cree que la habilitación del tema en el Congreso "sea una medida en contra del Papa Francisco", ya que "en otras ocasiones ha habido presiones del mismo tipo", y pidió "no meter al Papa en cuestiones que no desea meterse".

Barañao y Schiavone

Ayer dos ministros nacionales del gabinete macrista se pronunicaron a favor del debate y la despenalización del aborto. Uno fue el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein (ver recuadro) y el restante, el de Ciencia e Innovación Productiva, Lino Barañao.

"Estoy a favor de la despenalización, pero no del aborto como método anticonceptivo", afirmó Barañao.

"Hay que bregar como meta última por métodos efectivos de control y más educación", agregó, "pero en el ínterin hay una profunda asimetría entre las mujeres que tienen poder adquisitivo y las que no, para hacerse un aborto".

Barañao subrayó que "el aborto ocurre más allá de la ley, y hay que tener en cuenta en qué condiciones se hace y dar una igualdad de derechos".

En tanto, el jefe del bloque del PRO en el Senado, Humberto Schiavoni, afirmó ayer que el oficialismo no presentará ningún proyecto sobre despenalización del aborto, pero que Cambiemos decidió impulsar el debate porque es "sano" y confió en que el Parlamento pueda llevar adelante un debate "sin desatar pasiones irreductibles".

"No hay un proyecto oficial. El tema lo instaló la opinión pública. Había una necesidad de instalar un debate que había quedado clausurado durante mucho tiempo. Pensamos que es sano que se pueda debatir y buscar alternativas que contemplen las distintas motivaciones", dijo Schiavoni.

Cambiemos se declaró dispuesto a abrir en la Cámara de Diputados una discusión sobre la despenalización del aborto pero rechazará una propuesta para debatir la iniciativa sobre tablas en una sesión especial del 8 de marzo, ya que sostiene que el controvertido proyecto requiere de un amplio y serio tratamiento en las comisiones parlamentarias.

Para el titular del bloque oficialista en el Senado, "será un debate muy rico" pero advirtió que habrá que "trabajar con mucho equilibrio". Schiavone explicó que en la reunión de coordinación legislativa que se mantuvo esta semana en Casa de Gobierno "nos dimos cuenta que el tema está en la agenda pública, que hubo una concentración muy importante y que está dentro de las cuestiones que interesan a la sociedad".

prelado. El dignatario platense no ocultó su enojo. Horas antes había dado su posición la Conferencia Episcopal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario