Información Gral

España lucha por salvar al niño que cayó a un pozo

El chico, de solo 2 años, está a 110 metros de profundidad. Se accidentó el domingo, pero aún tienen esperanzas de rescatarlo.

Viernes 18 de Enero de 2019

España no se da por vencida en el caso del niño Julen, caído el domingo en un pozo de 110 metros de profundidad y aún no rescatado. La delegada del gobierno en Málaga, María Gámez, declaró que todos trabajan "al 100 por cien y al máximo" para rescatar a Julen cuanto antes. El niño tiene solo dos años. El operativo ahora contempla hacer dos túneles verticales y paralelos al orificio en el que cayó el chico. El pozo tiene apenas 25 centímetros de diámetro y ningún adulto pudo bajar por él, ni nadie ha tomado contacto con el niño. A su vez, el sondeo del pozo se ha visto impedido por unas rocas a unos dos tercios de su recorrido. Por otro lado, la policía ha interrogado al pocero que hizo la excavación en diciembre pasado. El hombre asegura que selló el pozo con una piedra y alguien luego la quitó. El grave accidente ocurrió en un terreno que es de los tíos de Julen.

El ingeniero que encabeza la búsqueda dijo que los rescatistas se apresuran a terminar en días trabajos de excavación que generalmente toman meses. Los esfuerzos por rescatar a Julen Rosello de un pozo de agua seco de 110 metros de profundidad y de solo 25 centímetros de diámetro han tenido al país en vilo desde que el niño cayó el domingo.

Un adulto no entra en el pozo, y la maquinaria golpeó una obstrucción de material duro, rocas seguramente, a unos dos tercios de la entrada. Además, no se ha establecido contacto oral con Julen. El único indicio que han hallado los equipos de búsqueda y rescate es pelo con su ADN. Funcionarios piensan que el niño pudo haber caído debajo de la obstrucción de roca que bloquea el acceso. Angel García, principal ingeniero a cargo de la operación, dijo a los reporteros que la prioridad de los trabajadores ahora es excavar dos túneles verticales paralelos. Ese plan surgió después de un agujero horizontal perforado en las últimas 24 horas desde una colina golpeó una piedra pesada. Agregó que crear el acceso alternativo involucra días de excavaciones que normalmente tomarían meses y el estudio técnico del terreno.

Por todo esto, la excavación no comenzará hasta hoy al menos, para que pueda instalarse una plataforma para maquinaria pesada. El ingeniero advirtió que el trabajo era "extremadamente difícil" y puede verse obstaculizado por la lluvia pronosticada para los próximos días. Gámez ha asegurado que tanto el gobierno, como los bomberos y el gobierno de Andalucía, "estamos trabajando conjuntamente y de la mano", reiterando que es "una tarea compleja desde el punto de vista técnico", aunque ha insistido en la "fortaleza" de los involucrados y en "cómo todo un sector privado —coordinado por el Colegio de Ingenieros de Caminos y Minas— se nos ha sumado para asesorarnos y ayudarnos". Agregó que "se trata ya de una obra de ingeniería civil para poder acercarnos al punto en el que se encuentra Julen y, sin abandonar ninguna de las estrategias, estamos priorizando las que nos den mejores y mayores resultados efectivos, para llegar cuanto antes, pero también las que nos permiten hacerlo con seguridad para el menor y también para los trabajadores en la zona".

"No hemos parado en ningún momento y no vamos a parar hasta rescatar al menor de allí, nadie del equipo duda de que vayamos a sacarlo y cruzamos los dedos y deseamos y confiamos en que podamos rescatarlo con vida", ha señalado, apuntando que aunque han surgido "complicaciones por el terreno" en la galería horizontal prevista, "los técnicos buscan inmediatamente soluciones alternativas para en el mismo tiempo llegar al punto".

Asimismo, ha asegurado que la familia está informada "y, aunque está sufriendo, tiene una enorme entereza". "Queremos que sepan que tienen a todas las administraciones y la generosidad de las empresas a su lado, que no están solos, sino que están absolutamente acompañados por la fortaleza, el ánimo y la entrega de cientos de personas".

En tanto, la Guardia Civil ha interrogado de nuevo al pocero que excavó el pozo, Antonio Sánchez, que afirmó que él había sellado el orificio con una piedra y que alguien la retiró. El hombre explicó que cerró el agujero a mediados de diciembre sin encontrar agua subterránea. Añadió que los trabajos de prospección tenían todos los permisos necesarios, algo que desmintió la administración de Andalucía. El pozo tampoco estaba señalizado ni contaba con un perímetro de seguridad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});